ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

San Sebastián 8. Camino

Oti Marchante el

 


El primer plano de la jovencísima actriz Nerea Camacho que aparece en el póster y la leyenda de debajo: ‘¿quieres que rece para que tú también mueras?’, es ya un golpe de efecto que te permite entrar a la película con el cuerpo en el estado idóneo. ‘Camino’ es una pasada, una genialidad, con un arranque y un desenlace que marean de puro buenos, y también es al tiempo una película mal medida, o desmedida, como se prefiera. Fesser cuenta la historia de una niña, Camino, y te quedas tan pegado a esa historia como una mosca a esas tiras asquerosas que antes se colgaban del techo. Ver ‘Camino’ es, probablemente, recordar ‘Camino’, o partes del camino, toda la vida, por la fuerza de sus imágenes y la inteligencia equívoca de su planteamiento. Y conviene verla pronto, antes de que todo el mundo le haga la autopsia a la finada.


Cosas que se pueden decir de ella: que es una historia de amor, de amor a Jesús, absolutamente romántica y enloquecida; que de la narración salta una idea del Opus Dei tenebrosa, donde se aísla, se abusa y se esquilma a sus seguidores; que sugiere que es tan cierto el consuelo espiritual en la muerte como el desconsuelo en la vida; que como el primer amor, aunque sea a Jesús, o más si es a Jesús, ninguno…


En fin, la película no tiene desperdicio. Bueno, en realidad sí: hay media hora larga de divagaciones visuales y espirituales que tal vez no fueran tan necesarias como el director se cree. Pero el director es Fesser, un divagador visual, o sea que son tramos de cine que pertenecen a lo genético.


Enlace con la crónica del festival del ABC

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes