ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

Haneke versus Wenders

Oti Marchante el

Sé que no hay nadie al remate, pero yo lanzo la falta:
Michael Haneke ha pasado por los premios del cine europeo como los indios por Little Big Horn; Su película, Caché, ha barrido a las otras favoritas, en especial a la del baranda de la academia del cine europeo, Wim Wenders, que se presentaba con Dont come knocking, una película lo suficientemente americana como para parecer indie y lo mínimamente europea para dar el pego. Caché es la última de ese director temible (a veces por lo duro y a veces por lo aburrido) con pinta de Papá Noel anoréxico, y aborda una historia enrevesada, llena de intriga y sordideces que protagoniza Daniel Auteuil, ese excelente actor francés con una nariz de dos tomos y con gesto de haber comido mucho y mal. Haneke es uno de los cineastas predilectos de los críticos desde que les dio en plena cara con aquella brutal película titulada Funny Games, desde entonces, más o menos, el crítico avellana se siente en la obligación de adorar a Haneke, aunque sea a costa de arrastrar el muermo por el sendero estrecho de algunas de sus películas. No ésta última, es cierto, que tiene pegada y algún que otro golpe bajo. Bueno, tal y como era previsible, Álex de la Iglesia no ganó el premio al mejor director, pero lo que queda de estos premios del cine europeos es la sensación de que a Wim Wenders alguien le ha querido dar un capón. ¿Se merece acaso tal trato uno de los puntales del cine europeo? … No es preciso que digáis ni pio.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes