ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

Ford y Renoir lo saben

Oti Marchante el

  



Tanto tira hacia abajo ahora la actualidad, que no es difícil creerse que se está en una pendiente como nunca antes la hubo. Nadie lo ha pasado nunca tan mal como nosotros ahora (ese nosotros no es literal, obviamente). Pensar eso es tan humano como ridículo, y esa frase de que nunca ha habido una depresión como la de ahora es sencillamente injusta con las penurias de otras épocas: durante siglos, la depresión era el modo de vida; pero ni siquiera hace falta retroceder tanto. El cine de Ford o Renoir tienen ‘preciosos’ retratos sobre las dificultades de sacar adelante a la familia en los malos tiempos, y todo el mundo habrá visto ‘Las uvas de la ira’ y tal vez no tantos ‘El sureño’ (o ‘El hombre del sur’), un sencillísimo, noble y poético ejemplo de una familia de agricultores, algodoneros, instalados en la fatalidad y en la hambruna. La conmovedora historia está tratada por Renoir con una serenidad que podría anunciar ya ‘El río’. La película está semiescondida en su etapa americana, tras ‘Esta tierra es mía’.


Pues no sabría decir muy bien por qué, pero ‘El sureño’ es una película reconfortante. Tal vez porque los trajes de sus protagonistas están hechos con los mejores retales de la pobreza. De ‘Las uvas de la ira’, ¿qué decir?, tal vez no exista una ventana comparable a ésa para ver lo mejor y lo peor de los hombres.


Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes