ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

Goya y la cabeza alta

Oti Marchante el

Sobre si los Goya repartidos fueron acertados, podría discutirse. Y ambién podría discutirse sobre si la Gala fue larga y aburrida o larga y divertida…, o larga y las dos cosas. Pero no creo que se pueda discutir que “los del cine” fueron en esta ocasión más individuos que colectivo y cada uno dijo, agradeció y reinvidicó lo que quiso o nada. No había “acto político de la Academia”, aunque sí hubo muchas alusiones a la política de recortes del Gobierno y a los afectados por ella. Creo que el texto que leyó Enrique González Macho era perfecto y lo que tenía que ser, y puso a cada uno en su sitio, o en el sitio que debe verlos la Academia, sean del bigote o de la ceja. No hay nada escandaloso en que el cine le haga oposición a las medidas del Gobierno (no campaña) que le afecten, tanto económicamente como en lo personal, ni que luchen por un IVA reducido o que le dediquen su Goya a las personas que más están padeciendo la crisis. Puede uno escandalizarse por algún chiste de Eva Hache o porque Trueba saliera tan vacío, o por la cara de berza de Bardem que se le iba la Gala sin poder meter la cuchara hasta que su documental sobre los saharauis le permitió soltar su lastre… La Muchachada consiguió el gran momento tonto de la noche, al ridiculizar el asunto “reivindicación” con su habitual surrealismo de gracia rara, para manchegos. Y la cademia consiguió el gran momento listo al darle la dirección a Bayona y la película a Berger.

Así lo veo yo: La Academia y el cine español han salvado los muebles, que desde hace semanas había amenazas de hacerlos añicos delante de todo el mundo. 

cine
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes