ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Toques Sureños por Álex González

Jimmie Rodgers y el silbido del tren

Hoy se cumplen 87 años del fallecimiento de una de las primeras voces de la música country

Jimmie Rodgers y el silbido del tren
Álex González el

Es un pilar absoluto de la cultura del sur de los Estados Unidos. Creador de una corriente que derivó en inspiración para muchos artistas que le sucedieron. Jimmie Rodgers fue un cantante que nació en el Estado de Mississippi, la misma tierra que artistas como Elvis Presley o Conway Twitty. Su juventud la pasó cerca de sus abuelos paternos en Alabama. Se movió en su corta carrera musical entre el Blues y el Country. Fue catalogado como “Padre de la Música Country”, ya que su aportación fue majestuosa. Junto a la “Carter Family” comenzaron a grabar las historias que se contaban en el día a día de los trabajadores de las zonas rurales de lo más profundo de los Estados Unidos.

Con tan sólo 27 años, le diagnosticaron una tuberculosis y dejó su trabajo en el mundo de los ferrocarriles. Se mudó a varias ciudades junto a su esposa y su hija; y comenzó a buscarse la vida en la radio, hasta que encontró un grupo de músicos que le empezaron a acompañar.

Formando parte del sello “Victor Talking Machine Company”, grabó su primer gran tema un 4 de agosto de 1927. Un día antes de grabar el cazatalentos Ralph Peer, se había desplazado hasta la localidad de Bristol (Tennessee) para realizar audiciones. Escuchó a Rodgers y a su banda y les propuso grabar al día siguiente. Recibió 100 dólares y se trasladó a Nueva Jersey para completar la grabación de dos canciones. La primera de todas fue “ The Soldier’s Sweetheart” y la segunda “Sleep, baby, sleep”.

Una vez tuve un amor

Un amor valiente y verdadero

Su pelo era oscuro y rizado.

Sus ojos amorosos eran azules

 

Me dijo que me amaba

Y a menudo lo demostró así.

Y a menudo venía a verme.

Cuando el sol de la tarde estaba bajo

The Soldier’s Sweetheart”, Jimmie Rodgers, 1927.

 

Su gran legado fueron esas grabaciones conocidas como “Blue Yodel”. Los “Yodels” son unos cantos tiroleses que el artista quiso traer al continente americano, poniéndole por delante el término “Blue” para hacerlos propios en honor al silbido de los trenes, y al formato de los “blues de 12 compases”. El primer “Blue Yodel” se publicó en el año 1927, y el último de los 13 que compuso en mayo de 1933, justo cuando falleció. Eran un híbrido de música folk, blues y jazz, que terminaron dando lugar a la conocida como “Música Hillbilly”. El cantante, fue apodado posteriormente como “The Blue Yodeler”, ya que vendió medio millón de discos. Una gran cantidad para la época de finales de los años 20. Os voy a dejar el primer “Blue Yodel” que compuso, y que estaba dedicado a Texas. Aunque recomiendo escucharlos todos, inclusive el último de ellos que fue publicado a título póstumo en el mes de diciembre.

T para Texas, T para Tennesee

T para Texas, T para Tennessee

T para Thelma

Esa chica me destrozó.

O-de-lay-ee-a-lay-ee-o-ly-ee

 

Si no me quieres mamá

No tienes que detenerte,

Si no me quieres mamá

No tienes que detenerte,

Porque puedo conseguir más mujeres,

Que las que un tren de pasajeros

puede transportar.

 

Prefiero beber agua fangosa

Dormir en un tronco hueco

Prefiero beber agua fangosa

Y dormir en un tronco hueco.

Que estar en Atlanta

Tratado como un perro sucio

 “Blue Yodel Nº1 (T For Texas)” Jimmie Rodgers, 1927

Un hombre que ha inspirado a artistas de la talla de Gene Autry, Merle Haggard, Jimmie Davis, Hank Snow o Lefty Frizzell. Y que también, a parte de los “Blue Yodels,” fue uno de los impulsores de la “música de trenes”. A comienzos del siglo pasado, con el nacimiento de la música country, se empezaron a escuchar canciones que narraban historias dedicadas al mundo del ferrocarril. Algún día dedicaré un especial a la música ferroviaria.

Para Jimmie Rodgers este medio de transporte ha sido muy importante en su vida, ya que su padre era un capataz de la sección de mantenimiento del famoso tren “Mobile and Ohio” que se inauguró en 1848, y que atravesaba los estados de Alabama, Mississippi, Kentucky y Tennessee. Además su primer empleo también estuvo ligado a los raíles, porque comenzó siendo “Niño del agua” con tan sólo 13 años y posteriormente guardafrenos, un empleo que consistía en obedecer al maquinista según el silbido de la locomotora y frenar o desenfrenar el tren. En esta etapa fue en la que estuvo expuesto a escuchar las canciones que cantaban los trabajadores, y empezó a sembrar la semilla del cantante de blues y country que el tiempo le concedió.

Un tema grabado en octubre de 1928, en Atlanta (Georgia), fue este “Waiting for a train” que posteriormente versionaron gente como Johnny Cash o Jim Reeves.

Me puso en Texas,

un estado que amo mucho.

Los espacios eran abiertos a mi alrededor,

 la luna y las estrellas estaban arriba.

 

Nadie parece quererme

o echarme una mano.

Estoy en camino desde Frisco

 volviendo a Dixie Land.

 

Aunque mi bolsillo está vacío

 y mi corazón está lleno de dolor.

Estoy a mil millas de casa,

Solo y esperando un tren.

“Waiting for a train”, Jimmie Rodgers, 1928.

Para acabar este especial dedicado al “Padre de la Música Country”, voy a dejar el que para mí es su gran tema. El “In the Jailhouse Now” del año 1928, tiene un estribillo llegado del tirol. Habla de las hazañas de un hombre llamado Ramblin’Bob, sus aventuras con el juego y las mujeres, y su final en la cárcel. Una canción que posteriormente han versionado las grandes figuras de la música country, y que incluso se utilizó para la película del año 2000 “O’Brother, Where are thou?” de los Coen, con una versión de The Soggy Bottom Boys junto con Tim Blake Nelson que merece la pena ser escuchada también.

Tuve un amigo llamado Ramblin ‘Bob

Quien solía apostar y robar.

Pensó que era el chico más inteligente de la ciudad.

Pero le descubrí el lunes pasado.

A ese Bob le encerraron el domingo.

Lo tienen en la cárcel de la ciudad.

Él está en la cárcel ahora, está en la cárcel ahora,

Le dije una o dos veces que dejara de jugar a las cartas y tirar dados.

Así que ahora está en la cárcel.

“In the Jailhouse Now”, Jimmie Rodgers, 1928.

En definitiva, un hombre que, cuando se creó el Salón de la Fama de la Música Country fue una de las tres primeras figuras en entrar junto con Hank Williams y Fred Rose. También está en el de los Compositores y en el del Blues. Un artista que ha sido la base de un género musical, y cuyos temas han sido grandes éxitos en las listas de canciones más escuchadas del continente. Rodgers además murió joven a causa de una hemorragia pulmonar tras llevar años arrastrando una tuberculosis. Un músico que grabó en la época de la “Gran Depresión” y que fue voz de la gente que peor lo estaba pasando.

Biografías

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes