ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Toques Sureños por Álex González

Conway Twitty, un cantante diferente

El mítico vocalista americano hubiese cumplido hoy, 86 años.

Conway Twitty, un cantante diferente
Álex González el

Ninguneado por unos, alabado por otros. La vida de Harold Lloyd Jenkins, más conocido en el mundo artístico como “Conway Twitty”, fue una montaña rusa en todos los ámbitos. En cuanto al amor, se casó hasta cuatro ocasiones, con tres mujeres diferentes. Sí, con una de ellas lo hizo dos veces. Nacido en el año 1933 en Coahoma, al norte del estado de Mississippi; y criado en Arkansas, Harold Lloyd vivió desde bien pequeño ligado a la radio. Siendo un adolescente comandaba un programa en una emisora local todos los sábados por la mañana. Tenía dos pasiones. La primera de ellas era el béisbol, deporte al que jugó siendo joven antes de marcharse al servicio militar, y en el que siendo un adulto invirtió dinero. El equipo de los Nasvhille Sounds contó con la inversión, en 1977, de varios cantantes de música country entre sus acciones; como Carl Smith, Larry Gatlin o el propio Conway Twitty. La segunda gran pasión fue la música. Su primer grupo lo formó con tan sólo 11 años, durante la etapa que vivió en Arkansas, y se llamó “Los Ramblers del Condado de Phillips”. Y desde ahí, hasta coleccionar numerosos éxitos, y ser incluido en los Salones de la fama de la Música Country y del Rockabilly. Su canción más reconocida es Hello Darlin, un tema que escribió el propio Twitty, y que desde 1999 está incluida en el Grammy Hall of Fame, séis años después de su fallecimiento. El single se grabó en marzo de 1970, y estuvo varias semanas en el top de las listas de éxito llegando a ser nombrada como la Canción Nº1 de ese año por Billboard.

¡Hola cariño!
Me alegro de verte
Ha sido un largo tiempo
Eres igual de adorable
que como solías ser

¿Cómo está tu nuevo amor?
¿Estás feliz?
Espero que estés bien
Sólamente saberlo significa mucho para mí

Hello Darlin”, Conway Twitty, 1970.

Este fue el tema más exitoso, pero a lo largo de su carrera cantó muchas más canciones que se convirtieron posteriormente entre las más escuchadas por el público amante del country. Entre ellos habría que destacar “Don’t Take It Away” o “You Have Never Been This Far Before”. Fue un cantante que se movió entre el Pop y el Country, pero que se inició en el Rock and Roll en los años 50. Se marchó a conseguir un sonido “Perfecto” de la mano del mítico productor musical de Memphis (Tennessee), Sam Phillips, con el sello Sun Records. Además decidió cambiar su nombre en 1957 y adoptar el de “Conway Twitty” , dado que su título real no le convencía del todo. Un apodo que decidió mientras miraba una ruta en un mapa, y aparecían las localidades de Conway (Arkansas) y Twitty (Texas). Ya con el nuevo pseudónimo, le vino su primer gran éxito musical. Hablamos del año 1958, y del tema “It’s Only Make Believe”, una canción que vendió más de cuatro millones de copias y que se aupó con un Disco de Oro. De hecho, por su parecido en la voz, hubo mucha gente que pensó que el mismísimo Elvis Presley había grabado esta canción con un nuevo “mote”.

Otros grandes éxitos de Conway Twitty derivados del Rock fueron “Danny Boy” o “Lonely Blue Boy. Pero llegó un momento en el cual el cantante dejó de sentirse cómodo con este estilo musical, y decidió dar un giro a su carrera. Utilizando el Pop como transición se envolvió en la música country entorno al año 1965, y lanzó sus primeros temas dentro de este género. En el año 1968 alcanzó su primer éxito de country en una lista “Top-5” con “The Image Of Me”, y poco tiempo después vino el primer Número Uno con “Next in Line”. Cierto es que dentro del gremio de la radio y de la comercialización, esta idea de cambiar de estilo, no cayó muy bien. Muchos profesionales se negaron a pinchar sus canciones de country ya que era un artista encasillado en el Rock and Roll.

La década de los 70 fue, sin duda, la época más exitosa de la carrera de Twitty. Sus duetos con la cantante de country de Kentucky, Loretta Lynn, les auparon a ambos hasta los altares del género. Cierto es, que Loretta ha sido más galardonada y aclamada, tanto por el público, como por las asociaciones de música country; que su compañero de fatigas. Aún todavía se puede ver a esta artista deleitándonos con sus temas más reconocibles en el Grand Ole Opry, como “One´s on the way” o “You Ain´t woman enough”. Un dueto que se juntó en el año 1971, y que entre 1972 y 1975 ganó numerosos premios del gremio por canciones como “Lead me On” o el clásico “Louisiana Woman, Mississippi Man”. Este tema habla de una pareja separada por el Río Mississippi y cómo atreverse a cruzarlo, y aunque la voz la pusieron los artistas mencionados, fue escrita por Becki Bluefield y Jim Owen. Ha sido utilizado como BSO de un exitoso videojuego. A mí personalmente, me encanta, y por eso os dejo este vídeo de ambos cantando.

Hey, mujer de Louisiana, hombre de Mississippi
Nos juntamos cada vez que podemos
El río Mississippi no puede separarnos
Hay demasiado amor en el corazón de Mississippi
Demasiado amor en este corazón de Louisiana

Mira a todos los caimanes esperando cerca
Tarde o temprano saben que voy a intentarlo
Cuando ella me saluda desde el banco, no sabes que siento.
Es la línea de pesca de despedida, y allí te veo desde hace tiempo
Con una mujer de Louisiana esperando al otro lado
El río Mississippi no se ve tan ancho.

“Louisiana Woman, Mississippi Man”, Conway Twitty & Loretta Lynn (1973)

Conway Twitty, un cantante que, junto a Loretta Lynn, alcanzó su nivel más alto dentro de la fama musical. Un artista que jamás fue incluido en el elenco de artistas que forman parte del Opry, la Meca de los cantantes de country. Que luchó y se esforzó contra esa industria que no quiso sacarle de la casilla más rockera, pero a la que supo adaptarse a base de trabajo y grandes éxitos. Un hombre que vivió entre Tennessee y Oklahoma, y al que a principios de los 80, un accidente al tropezarse bajando del autobús hizo que un golpe en la cabeza con los escalones cambiase su personalidad. Sus más allegados dicen que nunca volvió a ser el mismo. Estuvo mucho tiempo recuperándose dado que su estado mental no era el más adecuado. Se sumergió en varios negocios externos a la música.

Finalmente un 4 de Junio de 1993 se desplomó en el escenario del Teatro Jim Stafford de Branson (Misouri). Estaba actuando, cuando un aneurisma aórtico se lo llevó por delante. A título póstumo se han lanzado diversos temas suyos que tenía grabados, y es un referente en la cultura popular americana.

Biografías

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes