ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pido la palabra por Paloma Cervilla

El PP, encantado con la victoria de Pablo Iglesias

Paloma Cervilla Garzón el

A Mariano Rajoy no le ha podido salir mejor el fin de semana. Renueva su liderazgo en el PP con más del 95 por ciento de los votos, sin que nadie le tosa, y Pablo Iglesias se hace con el poder de Podemos, una garantía de que, en el hipotético caso de que Pedro Sánchez gane las primarias en el PSOE, no pactará con él. ¿Alguien da más?

Con este hombre de derechas, conservador y de provincias, como él mismo se define, no puede nadie. Ni los empresarios, ni los medios de comunicación, ni la nueva política, ni los jóvenes líderes, ni las redes sociales …. Contra todo pronóstico, contra todos los manuales de política, contra todas las encuestas, contra todas las teorías de que hay que ser moderno para ganar las elecciones y conectar con la gente, él ha salido victorioso de una de las peores etapas políticas de la democracia española.

Pero, por si eso fuera poco, la victoria de Pablo Iglesias sobre Íñigo Errejón puede reforzar su liderazgo. Como me decía ayer un ministro de su Gobierno en la Caja Mágica, donde se celebró el 18 Congreso Nacional, frente al populismo y la radicalidad que representa Iglesias se alza la moderación de un Mariano Rajoy que, con su imagen de hombre tranquilo y prudente, puede capitalizar el voto del centro derecha en futuras elecciones.

Los ciudadanos de centro derecha ya no quieren más sobresaltos como el de las elecciones del 20 de diciembre de 2106. Rectificaron en las del 26 de junio de 2017 y en las siguientes pueden volver a hacerlo si vuelve Pedro Sánchez y si Podemos sigue con su estilo radical contra todo y contra todos.

Pablo Iglesias, qué paradoja, puede ser la causa de que tengamos a Rajoy para mucho tiempo, apuntalando el voto de centro derecha frente a las barricadas y el populismo, que alborotan mucho, pero que no se traducen después en medidas de Gobierno ni en acuerdos parlamentarios.

Otras entradas relacionadas:

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, lo peor de la vieja política

Cospedal ,”tranquila,” frente a los que “van a criticar siempre”

Cospedal se queda, mal que le pese a algunos

La venganza de Pedro Sánchez: vuelve el del “no es no”

Bono, el locuaz, ¿por qué calla con el accidente del Cougar?

Pedro Sánchez y su viaje a ninguna parte

Bono también debe de pedir perdón con el Cougar, como exigió con el Yak

Cospedal ante uno de sus momentos decisivos.

Sí a fiscalizar a la Iglesia y también el despilfarro de algunas ONG

Cospedal no se come el “marrón” de Trillo, como hizo con Bárcenas

 

 

España
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes