ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pasando por el aro por Emilio V. Escudero

De los Gasol a los Hernangómez

De los Gasol a los Hernangómez
Emilio V. Escudero el

La NBA gana colores con el paso de los años. Cada temporada hay más extranjeros jugando allí y ese aumento se ve reflejado también en el número de españoles presentes en la liga estadounidense, donde la próxima campaña podría haber hasta siete tras el más que seguro fichaje de Juancho Hernangómez por los Nuggets y la marcha de su hermano Willy a los Knicks.

El caso de Juancho es el más claro de los dos. Sin contrato en vigor y sin sitio en ningún gran equipo de España para 2016, el menor de los Hernangómez tiene claro su salto, que solo depende de que la franquicia de Colorado dé su visto bueno tras haberle elegido anoche en el número 15 del Draft de la NBA 2016. Solo cuatro españoles habían superado antes esa posición en la noche donde se eligen a los mejores jóvenes que van a entrar a formar parte de la liga. Pau Gasol (3º en 2001), Ricky Rubio (5º en 2009) y Fran Váquez (11º en 2011, aunque nuca cruzó el charco) son los tres que le preceden en esa lista de la que Juancho es ya integrante de honor.

Decía que su salto es inevitable, porque él mismo está loco con jugar allí y porque la impresión que dejó en los técnicos de los Nuggets fue muy buena. Si firma, lo hará a razón de millón y medio por cada una de las tres campañas que tendría garantizadas, mucho más de lo que venía ganando en el Estudiantes hasta ahora. «Me siento realmente feliz, es algo increíble. No sé si quiero llorar, o saltar, o gritar, o sonreír», reconocía el jugador tras su elección.

Una alegría que podría ser doble en la familia Hernangómez, ya que Willy, que ha terminado contrato con el Real Madrid, tiene en mente sellar un acuerdo con los Knicks, propietarios de sus derechos en la NBA desde el año pasado. El traspaso de Calderón y Robin López a Chicago a cambio de Derrick Rose ha dejado un hueco en la zona de los Knicks que el madridista podría rellenar. «Jugaré donde me quieran», señalaba enigmático tras ser cuestionado por su futuro de blanco nada más ganar la liga. Me consta que ahora mismo ese deseo pasa por unirse a su hermano Juancho en la NBA. Dar el salto y seguir aprendiendo en una de las franquicias míticas de la liga, donde Phil Jackson le espera para reforzar el maltrecho juego interior de los Knicks.

De confirmarse, los Hernangómez seguirían la estela de los Gasol en la NBA. Otra pareja de hermanos en la mejor liga de baloncesto, aunque con un futuro mucho más incierto. Un futuro por hacer y un prestigio por crearse ya que ninguno de los dos ha sido pieza relevante en sus equipos durante la temporada. Son dos diamantes por pulir, genes por explotar, que devuelven a España a un lugar de privilegio dentro de la NBA.

NBAOtros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes