ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pasando por el aro por Emilio V. Escudero

Una canasta mágica contra el cáncer

Emilio V. Escudero el

La vida no ha sido fácil para Heath Kufahl en los últimos meses. En octubre pasado, Kufahl recibió la mala noticia del cáncer que sufría su mujer y a él y a sus 7 hijos se les vino el mundo encima. Entrenador de baloncesto de Instituto, para Heath y su familia la canasta ha sido una vía de escape para superar la enfermedad. Una forma de aparcar el problema a la espera de que el tratamiento diera un resultado positivo. Confiar en la medicina a pesar de las costosas recetas a las que había que hacer frente al final de mes.

Desde el pasado miércoles, toda esa carga es un poco menos pesada para la familia Kufahl. La fortuna, esa que se había vuelto en contra desde hacía meses, volvió a sonreírles durante el partido que disputaron los Lakers en Oklahoma City.

En el descanso del tercer y el cuarto tiempo, Heath fue elegido para participar en uno de los concursos ideados durante el partido. En su caso, debía anotar una canasta desde el centro del campo para ganar 20.000 dólares (algo más de 15.000 euros)… y lo consiguió.

La locura se apoderó de él, que corrió a abrazarse con su mujer Jenni, que había salido a la cancha para animarle. El premio tenía destino, como confirmó poco después el propio Heath a los medios locales. “Es siempre especial ver a alguien anotar esa canasta desde el centro del campo, pero para los Kufahls y sus siete hijos significa algo más. Servirá para pagar el tratamiento de cáncer de colon diagnosticado a la mujer de Heath en octubre de 2012“.

No es la primera vez que ocurre, de hecho hace unos día veíamos a LeBron James volverse loco con un hincha que había anotado desde el centro del campo, pero seguramente sí es la canasta más especial que sirve además para un fin más especial.

NBA
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes