ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pasando por el aro por Emilio V. Escudero

La «burrada» de Kevin Love

Emilio V. Escudero el

«Me he quedado a las puertas del triple doble y ha sido una pena, sobre todo porque es el Madison. Pero peor ha sido lo de Zach (Randolph), que se ha quedado cerca de hacer un 30-30, que eso sí que es una auténtica burrada». Las palabras de Marc Gasol, tras acabar el partido ante los Knicks el pasado mes de febrero en el Madison han resonado en mi cabeza nada más ver la exhibición que Kevin Love acaba de ofrecer.

Nada menos que 31 puntos y 31 rebotes. Una auténtica «burrada», que diría el mediano de los Gasol. Unos números de hace 30 años y que tardaremos mucho tiempo en volver a ver. De hecho, nadie conseguía un hito así desde que Moses Malone lo consiguiera en 1982 (38 puntos y 32 rebotes).

Kevin Love es ese tipo de pívot que no sale en las grandes portadas de los periódicos, pero que todos los entrenadores querrían tener en su equipo. Reciente campeón del mundo con la selección de Estados Unidos, Love se ha hecho un hueco en los Timberwolves tras sólo dos temporadas en la NBA. Fue Elegido con el número 5 en el draft de 2008 por los Grizzlies, pero ni siquiera llegó a probarse la camiseta de Memphis. Un múltiple traspaso dio con sus huesos en la fría Minnesota, donde le tocó lidiar con una plantilla mediocre y una franquicia en reconstrucción. Eso le facilitó las cosas a la hora de crecer como jugador, lo que aprovechó para erigirse en una roca bajo los tableros.

Y es que, a pesar de su corta estatura (2,08 cm.), Love se ha convertido en uno de los grandes especialistas a la hora de capturar rebotes. Es como si tuviera pegamento en las manos. Siempre está en el sitio justo cuando cae el balón, lo que le ha granjeado un promedio de casi 13 rechaces y 16,6 puntos por encuentro. Y hace sólo unos minutos, ante los Knicks (que no acaban de encontrar el camino, dicho sea de paso), ha doblado esas cifras para entrar en la historia. Veremos cuánto tiempo tenemos que esperar para volver a ver algo así de nuevo sobre una cancha de básket. Seguro que Marc Gasol todavía está alucinando con la «burrada» de Love.

NBA
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes