ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Loading... por Marisa Gallero

El fin del bipartidismo

El fin del bipartidismo
Marisa Gallero el

Después del 20-D nos anuncian que España será diferente. Permítanme que lo dude, soy mujer de poca fe… Las primeras elecciones generales de 1977 marcaron una tendencia que se ha repetido en los 38 años de democracia, y no será hasta 1982 cuando se resucita el bipartidismo tal como lo conocemos. El PSOE, con una mayoría aplastante, entronizo a un nuevo ídolo de masas: Felipe González –Isidoro en la clandestinidad–. La «victoria moral» fue para el partido fundado por Manuel Fraga, que se convirtió en oposición, pasando de 9 a 106 diputados, triplicando por cuatro los votos que tenían. Se abría paso el bipartidismo en el mapa político español, después del espectacular hundimiento de UCD y el descalabro del PCE.

«El PSOE y Alianza Popular se alternarán en el poder hasta el año 2000», declaraba Jorge Verstrynge, número dos de AP y delfín de Fraga poco después de llegar a Madrid, procedente de Sevilla donde había seguido el escrutinio del 28 de octubre. Dos días antes de las elecciones, en una conferencia en el Club Siglo XXI ante una audiencia volcada y elitista, Fraga se definió partidario del bipartidismo y defendió la necesidad de pocos partidos. «Para salir de la inseguridad social y de la inestabilidad política, para entrar en un sistema que garantice la convivencia política. Es un momento decisivo».

Por 15 años Verstrynge erró en su pronóstico, y ahora el profesor de Ciencias Políticas de la UCM y asesor de Podemos, declara que «la única posibilidad de romperlo es que el partido de Pablo Iglesias pase por delante del PSOE. Será un proceso lento, porque se apoyan unos a otros, aunque parezca que están a la gresca, a la hora de la verdad, los dos grandes partidos se apoyan».

En este panorama incierto, donde cuatro partidos intentan rascar votos transversalmente, muchos hablan de una gran coalición PP-PSOE, aunque de cara a los medios, todos lo niegan. Desde Mariano Rajoy –«Yo no lo he propuesto y soy presidente del partido. Esa noticia la doy por no leída»–, a Pedro Sánchez –«No está encima de la mesa»–; pasando por Susana Díaz a través de twitter –«Patético y de perdedores que el PP sugiera una coalición con el PSOE. Más que nunca hay que derrotarlos para que España cambie»–; o Alfredo Pérez Rubalcaba en ABC: «El pacto PP-PSOE es imposible, no va haber una gran coalición. No es una opción posible, ni creo que sea deseable».

Teniendo en cuenta que el último CIS señalaba que nada menos que el 41,6% no tenían decidido su voto, después de este domingo puede pasar cualquier cosa. Y aunque quizá no seamos tan diferentes, ni sea el final definitivo del bipartidismo, lo que sí es seguro que en la nueva etapa política que se avecina tendrá que primar el diálogo.

Actualidad

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes