ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Vender en la Pasarela

Vender en la Pasarela
María Luisa Funes el

Crear para vender. Parece una idea lógica pero, paradójicamente, muchos creadores la habían olvidado durante años. Ahora vuelve a ser el santo y seña de los desfiles de esta temporada, porque las casas de moda están haciendo de la necesidad virtud.

Christian Dior, Coco Chanel o Yves Saint Laurent, siempre se preocuparon de crear colecciones comerciales y favorecedoras, e incluso de facilitar zapatos, bolsos, joyas y accesorios a sus clientas.

Tal no fue siempre el caso de Elsa Schiaparelli, Jean Paul Gaultier o -salvando las distancias- de un David Delfín patrio; han sido más bien creadores de conceptos y no tanto de prendas ponibles.

En el primer día fuerte de la pasarela de Madrid, Juan Duyos ha sorprendido con una colección muy vendible. Sus conjuntos alternaban pantalones de gran caída y sencillas faldas largas. Las mejores piezas, las prendas en paillettes de tonos camuflaje, el abrigo de corte kimono con vestido largo y el palabra de honor azul noche.

Roberto Verino

Mostró una amplia colección con trajes de chaqueta grises y vestidos floreados con abriguitos tres cuartos. Nuestro favorito, el traje sastre de falda tipo lápiz con cuadros escoceses azules y marrones, acompañado de estola de piel cobalto y bolso de mano: un atuendo muy “lady”.

Hannibal Laguna siguió en su línea de vestidos hiperfemeninos, quizás abusando del raso. El españolismo salía a raudales, en una serie de prendas con mucho encaje. La inspiración en la chaquetilla torera era continua y se vieron faldas amagando capotes de toreo. El leitmotiv resultaba demasiado evidente.

The Second Skin

Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández, siempre discretos y creativos, han presentado algunos vestidos realizados en tela multicolor muy irisada que resultaban algo “cargantes”. Los volantes entorno a la cintura y los costados no eran favorecedores. En cambio, supieron crear elegantes vestidos en tul bordado y una deliciosa serie en rosa palo.

Teresa Helbig

Siempre delicada e imaginativa, se ha inspirado en sus visitas al Museo del Prado. Ha elegido tonos y materiales directamente sacados de los cuadros de los reyes de antaño. Es así como presenta un personalísimo vestido amarillo “Goya”, con bordados en negro y blanco; Añade flores en relieve al frontal de sus vestidos e incluso se atreve a mezclar lana de angora con tejidos metálicos. Las prendas en cuero verde “Verona” bordado, son pura artesanía. Teresa siempre consigue reinventarse con éxito, sin mirar alrededor y sin mirar atrás.

Cerró el día Echeverría, con una colección muy suya, que retomaba cortes y prendas de la sastrería masculina. Los pantalones, las chaquetas, el omnipresente gris, la raya diplomática y los zapatos abotinados de corte masculino, se retocaban con algún detalle de corte japonés. Sin grandes esfuerzos, pues se trataba de una colección de hombre prácticamente.

 

 

 

ModaOtros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes