ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

La Elegancia de Cruyff

La Elegancia de Cruyff
María Luisa Funes el

Muere Johan Cruyff. Y perdemos a un hombre que engrandeció el futbol español y europeo, una persona admirable, para los aficionados al Barça y para los que no lo somos.


El mítico jugador del Barça y de la selección holandesa ha fallecido a los 68 años a causa del cáncer. Pero su manera de hacer, su planta, su valentía, su deportividad, -en suma- su elegancia personal-, permanecerá en la retina y la memoria colectiva.

El holandés, formado en el Ajax, se convirtió en el “chico para todo” del fútbol europeo, cambiando de registro y de puesto en el campo con la rapidez de un rayo.

Conquistó tres Copas de Europa consecutivas entre 1971 y 1973, además de múltiples títulos nacionales, liderando a un equipo que pasó a la historia.

Cruyff, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, conquistó títulos holandeses, españoles y tres Copas de Europa en 1971, 1972 y 1973. Parte clave de la Naranja Mecánica, su imagen fresca y joven, aportó al fútbol la vivacidad y las melenas más típicas de un cantante que de un futbolista, por aquel entonces.

Su fichaje por el Barcelona fue un record para el club y aunque luego pasó por clubs de menor importancia en Estados Unidos e incluso en España, su época en el Barça fue inolvidable. Más tarde volvió a Holanda.

A partir de 1985 fue entrenador del Ajax y tres años después del Barça de Núñez.

En todos estos años, cuajados de éxitos, pocos futbolistas y entrenadores han tenido su carisma, su determinación y -para colmo- su atractivo personal.

Su elegancia tenía varios palos: el primero, el de su manera de ser, valiente y directa. El segundo, un físico privilegiado, para qué nos vamos a engañar. Pero además, siempre supo estar en su sitio, lucir a la moda sin estridencias y hacer que su ropa pasase desapercibida, una clave importante para ser impecable.

Adecuado en cada ocasión, supo modificar su estilo personal con el paso de los años y las nuevas responsabilidades.

Incluso su tremendo acento al hablar español, sus canas y sus arrugas, le otorgaron una cierta distinción. Ha desaparecido un futbolista y un señor. Irrepetible.

 

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes