ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Letizia, Sopas con Ondas

Letizia, Sopas con Ondas
María Luisa Funes el

Sopas con Ondas. Eso es lo que le ha dado Doña Letizia a Matilde de Bélgica en esta primera visita oficial de nuestros Reyes.

Matilde, una reina discreta, elegante y con buen “marchamo” familiar, cae siempre bien. Pero quizás se trate de una de las reinas más sosas de Europa.

A menudo imita a Doña Letizia en sus vestidos de cocktail.

Ha calcado el corte del vestido de novia de Fabiola de Bélgica y lo ha hecho suyo.

Y copia los tocados de Máxima con muy distinto efecto…

También replica las pamelas extra-large de la reina holandesa, sin llegar a acertar siempre.

Aunque es difícil ser tan guapa como su suegra, Matilde tiene no obstante buena planta.

La reina belga incluso se llegó a atrever a emular -en dúo con Máxima- al conjunto Letizia-Bruni en la visita de los Sarkozy a Madrid. El resultado, desigual, fue no obstante un excelente ejercicio de estilo. Las del “Sur” habían ganado en belleza y tipo, las del norte en tocados y accesorios.

En Bélgica, Doña Letizia ha lucido como la Reina que es, eclipsando a su rival. Matilde tiene su edad pero por corte de pelo, zapatos y estilo, parece unos años mayor. Sin que esto se convierta en una carrera “hacia la juventud” -puesto que se trata de ser reina y parecerlo- hay que reconocer que Doña Letizia ha hecho un excelente papel en el viaje.

Si Doña Letizia ha comprendido que no hay que lucir atractiva sino “Real”, lo ha entendido todo. Ambas suelen contar con sus modistos de cabecera, pero en esta ocasión la Reina de España ha elegido un corte estilo New Look de los años 50 -Si, si, de Varela- vaporoso, plisado y largo, poco habitual en ella. Utilizando chaqueta y guantes, daba un acabado impecable a todo su conjunto, mucho más “de visita oficial” que en su visita a Holanda hace unos días.

 

La única diferencia protocolaria consistía en el habitual peinado con trenzas de Doña Letizia, carente de tocado. Es perfectamente normal que si a la Reina no le gustan los tocados y sombreros -que ciertamente no le favorecen en exceso- no los utilice. Son prescindibles. Matilde se empeña en llevarlos y no por ello acierta: a veces le sientan como a un cura dos pistolas.

 

EstiloModaOtros temasRealeza

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes