ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Jugar con Cabeza por Federico Marín Bellón

Guerra abierta entre Full Tilt y Phil Ivey, que reclama 150 millones por daños

Federico Marín Bellón el

Mientras en Las Vegas han empezado las Series Mundiales, como corresponde a la época del año, Phil Ivey parece que las verá desde casa, enfrascado como está en una guerra abierta con Full Tilt, su otra casa, con el Viernes Negro de fondo. «Estoy profundamente decepcionado y avergonzado de que Full Tilt no haya pagado a los jugadores el dinero que se les debe», asegura el número uno oficioso del mundo en su blog. La compañía, por su parte, asegura que es el jugador quien les debe dinero y que «solo trata de ayudar a un jugador, a sí mismo».

«Estoy avergonzado de que como consecuencia de los pagos pendientes, muchos jugadores no puedan competir en torneos y hayan sufrido un daño económico», dice Ivey. «No estoy jugando las Series Mundiales, ya que no creo que sea justo competir cuando otros no pueden». El Tiger Woods del poker también dice que su nombre y su reputación han sido arrastrados por el barro -tasa con generosidad los perjuicios causados en 150 millones de dólares- y que su decisión de demandar a Tiltware no ha sido fácil para él. Ivey, por último, asegura que hasta que se resuelva el problema dedicará todo su tiempo a conseguir que se ejecuten los pagos a los jugadores afectados, tanto de Estados Unidos como del resto del mundo.

Tiltware, por su parte, ha emitido un comunicado en el que acusa al jugador de querer «enriquecerse a costa de los demás». «De hecho, parece que el señor Ivey parece pretender frustrar acuerdos pendientes con varias partes que servirían para devolver el dinero a los jugadores». La acusación más grave, sin embargo, es la de que Ivey ha declinado la oferta de tomar determinadas medidas que ayudarían a la empresa en estos esfuerzos, «incluyendo el reembolso de una gran suma de dinero» que Ivey debe a los que han sido sus patrocinadores en los últimos años. Tiltware acaba diciendo que duda que la demanda de Ivey llegue alguna vez a juicio, pero si lo hace, espera demostrar que Ivey antepone sus propios intereses a los de los jugadores que supuestamente pretende ayudar.

Sobre la demanda, en Poker Red cuentan que el equipo de abogados del jugador, Chesnoff & Schonfeld, ya la ha presentado. El principal argumento de los letrados es que nadie de la compañía comunicó nunca a su defendido que las autoridades americanas habían «advertido y notificado repetidamente con claridad que su conducta era ilegal en Estados Unidos». Asimismo (y esto parece algo más convincente), aseguran que Ivey desconocía que FTP estaba usando “métodos fraudulentos” para evitar las restricciones bancarias para procesar fondos.

Detrás de todos estos movimientos puede verse la intención de Ivey de abandonar Full Tilt en unos momentos difíciles para el poker en Estados Unidos. En su contra podría jugar el contrato de la casa con el jugador, que parece tenerlo atado incluso para negociar con terceras partes.

Poker
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes