ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Jugar con Cabeza por Federico Marín Bellón

Las Vegas en España: ¿de Madrid al infierno?

Federico Marín Bellón el

Madrid está dispuesto a casi todo con tal de albergar una pequeña réplica de Las Vegas. La crisis aprieta y el conjunto de hoteles y casinos podría suponer la creación de 200.000 puestos de trabajo. Como informa Sara Medialdea en ABC, Esperanza Aguirre y Ana Botella darán todas las facilidades al multimillonario estadounidense Sheldon Adelson para que instale en la capital o en Alcorcón su nueva ciudad del vicio. ¿Nos vendemos al diablo?

El lema en Madrid está claro: «Americanos, os recibimos con alegría» 

La empresa Las Vegas Sands quiere instalarse en España desde hace tiempo. Barcelona, Valencia y la Costa del Sol son otros de los destinos estudiados. Como tiene más de un novio, Sheldon Adelson parece haber puesto ciertas condiciones. La presidenta regional apuesta por «cambiar todas las normas que haya que cambiar» siempre que no se vulneren «nuestros principios y valores». Que la frase recuerde vagamente a Groucho Marx resulta sospechoso. «Es un rayo de luz -dijo Aguirre- que viene en estos momentos de oscuridad».

¿Qué pide Adelson? Según «El País», relajar la rigidez de los convenios laborales y la Ley de Extranjería, dar un trato preferente a los trabajadores foráneos, dos años de exención en el pago de las cuotas a la Seguridad Social y de todos los impuestos posibles, infraestructuras de acceso a la zona, que puedan entrar menores a los casinos y además se permita fumar en su interior… y lo que a mí me parece más sorprendente: que el Estado garantice un préstamo de 25 millones de euros.

Crear algo así en España supondría un impulso brutal, pero aparte de ciertas objeciones, si se cumplen todas estas condiciones casi sería nuestro país el que estaría financiando Las Vegas Sands y no al revés. No sería la primera multinacional que se instala aquí bajo unas condiciones ventajosas y en cuanto tiene oportunidad se larga con el dinero a otra parte. En fin, de momento hay poca información disponible, pero el dilema parece morrocotudo.

¿Qué haría aquí un buen jugador de póquer? ¿Cuál es el valor esperado de aceptar el envite americano? ¿Tiene Adelson una mano legítima o va de farol?

Como casi siempre, la realidad imita a la ficción

Un último apunte, sobre el aspecto moral. No seré yo quien repudie el juego, pero no he podido evitar acordarme de un fantástico número de «Superlópez» titulado «En el país de los juegos, el tuerto es el rey». ¿Corremos riesgo de convertirnos en Tontecarlo? El juego está confinado a altas horas de la madrugada en televisión y recibe peor trato que el porno o la violencia, pero cuando se trata de dinero…

Tontecarlo, un invento nada disparatado del genial Jan

Juego

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes