ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Jugar con Cabeza por Federico Marín Bellón

Una superabuela de 87 años supera el récord de Capablanca

Una superabuela de 87 años supera el récord de Capablanca
Federico Marín Bellón el

Brigitta Sinka, de 87 años, es una superabuela húngara empeñada en superar este fin de semana el récord mundial de partidas simultáneas. La pensionista de Budapest, destacada aficionada desde sus años mozos, ha jugado a lo largo de su vida contra más de 12.600 ajedrecistas, en sesiones documentadas frente a varios rivales a la vez, a menudo más de una docena.  La plusmarca mundial no está en manos de un gran maestro cualquiera. El excampeón del mundo José Raúl Capablanca, para muchos el mejor ajedrecista de la historia, mantiene el récord. Según los historiadores, el cubano se enfrentó a 13.545 personas entre 1888 y 1942. 

para AFP

Sinka nació en 1928 y su padre le enseñó a jugar a los cuatro años, por lo que lleva más de ochenta practicando. Este fin de semana pretende superar el legendario récord, en lo que ella llama «el último empujón». Para lograr su asombrosa cifra pese a no ser una ajedrecista conocida (tiene 2035 puntos Elo, sin que consten partidas oficiales en los últimos años), ha tenido que dar simultáneas por todos los rincones del país, sobre todo en colegios, según informa Peter Murphy, quien ha rescatado esta fantástica historia para AFP. «El ajedrez es mi vida y las simultáneas, mi pasión», asegura la veterana jugadora al periodista durante un descanso en una sesión celebrada en un instituto húngaro.

Sinka no solo está orgullosa del esfuerzo mental que exige su actividad. También del físico: «En una hora, he dado la vuelta treinta veces. Puedes contar cuantos metros supone eso. Pronto serán kilómetros». A la jugadora le fascina la mirada de los chavales cuando se enfrentan a los problemas que ella les plantea durante las partidas. «El ajedrez desarrolla sus cerebros mejor que cualquier otro juego», sostiene.

Operada tres veces del corazón en los últimos años, el ajedrez también mantiene vivo su cuerpo. Ni siquiera en el hospital abandonaba su pasión y organizaba nuevas simultáneas con hasta catorce enfermeras a la vez. «Me dieron un bastón, pero se me caía cuando me apoyaba con una mano para mover con la otra. Entonces se dieron cuenta de que el juego mantenía fuerte mi cuerpo y aguda mi mente», asegura Sinka.

Brigitta Sinka, con el trofeo que acredita su récord

En 2010 calculó que había jugado unas 9.000 partidas y un historiador le habló del récord de Capablanca. Enseguida decidió superarlo. Al contrario que el cubano, además, la húngara apunta de forma escrupulosa en sus cuadernos todas sus sesiones, incluido el nombre de cada oponente y los resultados. Siempre hace firmar a algún testigo. Con todos estos datos, espera que Guinness reconozca su récord. Sinka no se conforma con acumular partidas. Es competitiva. Dice que ha ganado el 86% de los puntos posibles en sus miles de sesiones.

En Business Insider puedes leer más detalles de esta asombrosa historia.

Ajedrez

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes