ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Fahrenheit 451 por Pablo Delgado

Angola Janga. Una historia real de esclavos huidos

Un cómic realizado por Marcelo D'Salete, nos muestra un capítulo de la historia del Brasil colonial: la historia real de los esclavos huidos y Angola Janga, el reino que crearon en el Brasil del siglo XVI

Angola Janga. Una historia real de esclavos huidos
Pablo Delgado el

Hay un hecho histórico que cambió a la humanidad. Un hecho que hizo que unos seres humanos se relacionasen con otros de una forma muy distinta. Ocurrió cuando un tal Cristóbal Colón por mandato de los Reyes Católicos, partió desde el Puerto de Palos allá por 1492, y tras dos meses y nueve días de travesía cruzó el Atlántico llegando a una isla de la que pensaba que había encontrado otro camino a las Indias, pero como todos bien sabemos, era un continente nuevo. Este hecho es uno de los momentos fundamentales de la historia universal y representa el encuentro de dos mundos que habían evolucionado independientemente, prevaleciendo uno sobre el otro.

Esta llegada permitió el comienzo de la conquista de América, a través de diferentes viajes que se realizaron después, como los de Hernán Cortés, Francisco Pizarro, entre otros, hasta que Felipe II puso la finalización definitiva de esta conquista con los decretos de abolición de la misma. A partir de ellos comenzó en siglo XVI la «colonización de América», en la que intervinieron también portugueses, ingleses, holandeses y franceses.

Tras este acontecimiento se abrieron nuevas vías de explotación de esas tierras, arrebatando unas y colonizando otras. Una de esas tierras fue Angola Janga, la «pequeña Angola» o, como dicen los libros de Historia, Palmares (quilombo). Por más de cien años, fue como un reino africano dentro de América del Sur. Tenía una población equivalente a las de las mayores ciudades brasileñas de la época. Llegó a ser uno de los territorios libres de esclavitud ubicado en el Brasil actual. Estaba integrado por varias aldeas y existió entre los 1580 y 1710, organizado por los esclavos negros fugitivos y sus descendientes.

Quilombo (palabra portuguesa) daba nombre a esos emplazamientos donde vivían los esclavos fugitivos que habían escapado de las plantaciones y minas controladas por esclavistas portugueses. Todos estaban agrupados bajo el mando de un líder carismático, y sobre todo, no estaban indefensos, ya que podían plantar cara y enfrentarse con armas a los milicianos y mercenarios contratados por los propietarios de las plantaciones.

Formada a finales del siglo XVI, en Pernambuco, desde esas chozas creadas por los fugitivos de la esclavitud, Angola Janga creció, se organizó y resistió los ataques de los holandeses y el ejército colonial portugués. Se convirtió así en el gran objetivo del odio de los colonizadores y un símbolo de libertad para los esclavizados. Su mayor líder, Zumbi, se convirtió en leyenda. Una leyenda que nos trae el premiado autor de cómics Marcelo D’Salete (premio Eisner 2018) con Angola Janga, traducida ahora al castellano por Flow Press, en la que nos traslada a ese capítulo de la historia del Brasil colonial con una historia real de los esclavos huidos y Angola Janga, el reino que crearon en el Brasil del siglo XVI.

D’Salete, nos narra los entresijos de las últimas décadas del mayor mocambo (alusión a la característica principal del tipo de vivienda: el tejado de paja) de la historia. Desde los ataques más directos, pasando por las huidas de los esclavos junto con el odio que les profesaban esos colonizadores que los maltrataban, hasta los intento de acuerdo de paz.

«Solo había un medio eficaz y efectivo para, de verdad, reducirlos, que era concediéndoles Su Majestad y todos sus señores espontánea, liberal y segura libertad viviendo en aquellos sitios como los otros indios y gentes libres y que, entonces, los curas fuesen sus párrocos y los adoctrinasen como a los demás. Sin embargo, esa misma libertad así considerada sería la total destrucción de Brasil, porque conociendo a los demás negros que por este medio habían conseguido ser libres, cada ciudad, cada pueblo, cada aldea, cada ingenio se convertirían rápidamente en otros tantos Palmares, huyendo y trasladándose a las selvas con todo su poder, que no es sino su propio cuerpo».
Padre Antonio Vieria al rey de Portugal (2 de julio de 1691)

Una novela gráfica que nos acerca a una Historia que no por quedarnos lejana, no debe de sernos interesante, todo lo contrario, hace que ampliemos la mirada hacia un territorio junto con sus gentes, que sufrieron la prepotencia del europeo de la época, así como una esclavitud de la que fueron tratados como mercancía al sacarlos de África como mano de obra barata, para llevarlos a las zonas de la «nueva América».

Un trabajo meticuloso el de D’Salete, que lleva cierta distancia de las versiones oficiales y se aproxima a la creatividad para recrear la memoria de un tiempo desde la perspectiva de los personajes (negros) que fundaron y construyeron un lugar para la resistencia. Con un trazo potente, en el que juega con el blanco y negro en todas las viñetas, provoca así en el lector un efecto potente de dramatización y tensión en los personajes como en las escenas de lucha. Aquí está un verdadero genio, que en lugar de mostrar todo el colorido que puede llegar a representar el contexto paisajístico de los bosques, este pasa a un segundo plano para mostrar así la fuerza del hecho y de los personajes.

El autor elabora narraciones a partir de las personas que estaban dentro de Palmares, dentro de Angola Janga, y para eso tuvo que acudir a una ficción bien resuelta, ya que es a partir de ella en la que se puede uno imaginar cómo sería la vida de aquellas personas y en aquel momento preciso. El deseo inicial del autor era construir personajes con objetivos, intereses y complejidad. Para él, el resultado final presenta una «visión muy personal sobre Palmares»

En definitiva, la importancia de Angola Janga como cómic, está en ser el emisor para abrir una ventana -que puede estar entreabierta- para llegar a nuevas enseñanzas. No como una verdad absoluta sino como una interpretación basada en una investigación extensa y minuciosa en la que llegó a emplear el autor, 11 años de su vida.

ANGOLA JANGA. La historia real de los esclavos huidos y el reino que crearon en el Brasil del siglo XVI // Marcelo D’Salete // Flow Press // 2019 // 23,95 euros

Cómic

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes