ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Entre barreras por Ángel González Abad

El conseller de la Generalitat que reniega de su afición a los toros

Ángel González Abad el

Repucharse: frenarse el toro al sentir el hierro. Síntoma de mansedumbre. Todo lo contrario al inmenso verso de Miguel Hernández: «Como el toro me crezco en el castigo…»

Bueno, pues el nuevo conseller de Cultura de la Generalitat, Santi Vila,  ha estrenado cargo renegando de su afición a los toros. «No soy protaurino. En su momento fui simplemente contrario a la prohibición» lanzó a las redes en cuanto las hordas antitaurinas reaccionaron con esa violencia que les caracteriza cuando volvieron a salir a la luz las declaraciones que Vila hizo a ABC hace dos años en las que se preguntaba: «¿Quiénes somos nosotros para prohibir una tradición como los toros?».

Poco han aguantado la presión sus propias palabras. Con ese «no soy protaurino» quiere borrar su afición, su asidua asistencia a las plazas, su exilio a Céret para mantener viva su pasión por la Fiesta, y también su pasado al lado de los aficionados, los galardones recibidos por su defensa y apoyo a la Tauromaquia…

Reniega de su pasado Santi Vila en cuanto le recuerdan algo que en la Cataluña oficial es como un estigma que hay que borrar.

No se repuche señor conseller, que eso es cohibirse, acobardarse, amilanarse, como define el término la Real Academia, aunque puede que en esta Cataluña de hoy se pretenda hacer creer que con un simple tuit -»no soy protaurino»- su hoja de servicios quede inmaculada, sin mácula taurina alguna.

Mientras tanto, se lo vuelvo a recordar: «El debate se ensució de apriorismos políticos», ¿le suena? O aquello de la «equivocación del Parlament» al prohibir las corridas de toros. Y ahora lo despacha todo con ese «no soy protaurino». Queda claro, señor conseller, queda claro. Se repuchó en cuanto le airearon un pasado, parece que vergonzoso.

Si tiene un momento, estaría bien que buceara en su historia y buscara por algún trastero el premio a la «Defensa de las libertades» que le otorgó la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, en marzo de 2010. Y después, un minuto para el mencionado poema de Miguel Hernández. Como el toro…, pero como el toro bravo. No se repuche conseller.

 

 

Toros

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes