ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

Contraplano o contradicción

Oti Marchante el

                         
Llevo unos días (alrededor de unos diez mil) dándole vueltas a la idea de que hay algo en nosotros (o sea, todos) que no acaba de funcionar bien. Ese algo raro nos obliga a que si cogemos una cosa inmediatamente hemos de renunciar a otra. Me explico: no se puede ser del Barça y del Real Madrid. O no se puede estar con la Constitución y con el Estatuto de Cataluña. Más visceral, o amas a Chaplin o amas a Keaton… Y ahora muchos de vosotros habéis saltado de la silla como maní en una sartén… Os gustan ambos, los admiráis a los dos, vale. Pero insisto: o amas a Chaplin o amas a Keaton.
Yo durante un tiempo creía que amaba a Keaton y admiraba a Chaplin. Ahora, creo que he cambiado radicalmente: amo a Chaplin y admiro a Keaton. Y a Chaplin lo amo a pesar de los pesares (con su historia y la de Woody Allen se podría inaugurar una nueva sala en el infierno), a pesar de su pesada personalidad. Miro sus películas y me rindo… La quimera del oro, El Chico, Luces de la Ciudad, Tiempos Modernos, El gran dictador, Monsieur Verdoux… No quisiera, con esto, menospreciar a Keaton, pues, ya digo, lo admiro, y estas son sus películas, El maquinista de la General, El héroe del Río, Siete ocasiones, El Navegante, El cameraman…
Y dicho esto, diré también que he estado a punto de pasarme del Barça al Real Madrid o, lo contrario, de la Constitución al Estatuto.  Pero, no, sigo con mis contradicciones.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes