ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tras un biombo chino por Pablo M. Díez

Un pintor de altura en Shenzhen

Pablo M. Díez el

“Hombre araña” deslizándose por la fachada para pintar los balcones

En China, los pintores de brocha gorda también pueden de ser altura. Que se lo digan, si no, a este “mingong” (“currante”) de Shenzhen, que blanquea los balcones de los rascacielos en construcción colgando de una cuerda a más de 20 plantas sobre el suelo. En lugar de encalar con el rodillo piso por piso, los promotores inmobiliarios prefieren que el pintor de altura se vaya deslizando por la fachada del edificio para llegar con su brocha a los rincones más inaccesibles, pero también peligrosos. Entre grúas de construcción y andamios, el pintor se la juega cada día en un trabajo de vértigo por poco más de 400 euros al mes, como los “hombres araña” que limpian las ventanas en los rascacielos que están proliferando en la nueva China del desarrollismo y el progreso. Una miseria en Occidente pero cuatro veces más de lo que ganan los trabajadores en las cadenas de montaje de la “fábrica del mundo”.

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes