ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Khedira ha puesto el dedo en la herida: dignidad

Tomás González-Martín. el

Débiles. Sin garra. Sin punta de velocidad. Sin capacidad de reacción. Sin ideas. “El partido jugado en Granada no fue digno del Real Madrid”. Sami Khedira ha expuesto con claridad lo que Mourinho dijo con otras palabras. Los futubolistas de la plantilla blanca lo reconocen. Su rendimiento en Los Cármenes fue decepcionante. Lo justifican en el desgaste sufrido en el clásico. Ellos mismos se extrañaron de lo sucedido. Es verdad que les faltó el mago, Ozil. No es excusa para no saber remontar un marcador en contra ante un rival que pelea por no descender. El Madrid no puede depender de un hombre. Las manifestaciones de Khedira, el hombre que más kilómetros corre en cada encuentro, han servido de acicate a sus compañeros, desperdigados en sus selecciones. Conocen sus declaraciones. Ramos, el primer capitán en ejercicio, subrayó que todos están dolidos y que van a remontar la situación para abordar la Champions, la Copa y la Liga con el nivel demostrado durante el mes de enero, una mejoría rota en la visita al Granada.

Terminados los duelos con sus equipos nacionales, los futbolistas del Real Madrid regresarán al trabajo con Mourinho y tendrán una nueva reunión para conjurarse y dar otro paso adelante. Hay que vencer al Sevilla el sábado y atacar al Manchester United, el próximo miércoles, con el alma que hizo grande al club en el mundo. El “orgullo” que les exige el entrenador deberá resurgir en la hora de la verdad. No se la juega el técnico. Se la juegan ellos.

Se la juega Marcelo, sobrepasado de peso. Se la juegan Benzema e Higuaín, cuyo funcionamiento no es el mismo de la pasada temporada, ni mucho menos. Se la vuelve a jugar Di María, capaz de todo y de nada.

Varane es el ejemplo de profesionalidad para los jóvenes, siempre a punto para jugar y triunfar. Cuando le llegaron las oportunidades, las aprovechó, frente al City y al Barcelona. Xabi Alonso es el ejemplo de profesionalidad para los veteranos, siempre a punto para rendir al máximo aunque su pubis denuncie que no puede más. Callejón es el ejemplo de la perseverancia, suplente que se ha ganado un sitio a fuerza de estar siempre en forma. Este fin de semana habrá charla entre la plantilla. Y los días previos al  enfrentamiento con el United sacarán el carácter de todos. Se la juegan. Su crédito. Su futuro.

Real Madrid
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes