ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

James, de ozilear a volver a brillar

Tomás González-Martín el

El bajo rendimiento de James es objeto de polémica diaria en su país. Colombia no ha hecho patria con su futbolista y es objetiva. Allí mismo se reflexiona que a su ídolo se le ha subido el éxito al tupé y que debe volver a la tierra. En el Real Madrid se trabaja física y psicológicamente con el futbolista para que aterrice como pueda en la realidad. Realizó un gran año con Ancelotti y ahora no funciona.

En el conjunto blanco no se puede vivir de una temporada buena, que además no obtuvo títulos. Jugó muy bien la Copa América 2015 y después se estrenó mal con Benítez. Quiso tener su mes entero de descanso, 28 días, y el nuevo técnico le dijo que si quería ser titular debería venir coger la forma antes. Llegó, pero a regañadientes. Y todo empezó mal. Suplente en la primera jornada de Liga, en Gijón, ahí comenzó un comportamiento negativo que Zidane ha vivido el domingo pasado al ver cómo el centrocampista suramericano no quería hacer el rondo con los suplentes antes del partido, ni calentar después en el descanso. Tuvo que ordenarle salir a calentar. Zidane ha comprobado en dos semanas que el caso James es peliagudo. Debe que solucionarlo.

Hay que cambiarle esta mentalidad al señor Rodríguez. Se comporta como un niño enfadado porque no juega, como si no hubiera otros niños que también merecen jugar, llamados Isco y Jesé. Está inmerso en una actitud negativa que Zinedine desea revolucionar. El señor Rodríguez se lesionó en septiembre, estuvo 53 días de baja y algunas noches salió a ozilear, un futuro verbo de nuestra lengua española que quiere decir que se sale de noche y se pasa bien hasta altas horas de la madrugada. Que es lo que hacía Ozil en su último año en el Real Madrid.

El verbo ozilear está patentado por un dirigente del Real Madrid. James no ha tomado muchas copas ni ha vuelto ebrio, no. Pero trasnochar más de tu noche libre a la semana significa que no se duermen las horas suficientes para entrenarse bien o para recuperarse bien de una grave lesión muscular. Se retrasan los plazos y el rendimiento. James ha engordado en ese tiempo. Se ha aburguesado. Y Zidane trabaja para cambiarle esas actitudes.

James ya no ozilea, pero sigue enfurruñado con el mundo. Su manera de negarse a calentar el pasado domingo demuestra un negativismo que perjudica a su juego. Es un gran futbolista, candidato a entrar en las peleas por los Balones de Oro, Plata y Bronce. Para ello deberá a pensar en positivo y a comprobar que debe volver a jugar como antes para ser indiscutible. Debe partir de cero. No pensar que es una estrella. Debe volver a pensar en competir por su puesto y no en creer que debería ser titular fijo. Su transformación mental ha sido una decepción en el club. Ha de cambiar su comportamiento y su forma de afrontar el fútbol. O seguirá el camino de Ozil.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes