ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Hazard colapsa el Bernabéu y la afición pide un broche: “Queremos a Mbappé”

El belga suscita la ilusión del madridismo. Jugará al lado de su ídolo, Zidane. En el "backstage" vimos su foto con Zizou en 1998

Hazard colapsa el Bernabéu y la afición pide un broche: “Queremos a Mbappé”
GRAF7841. MADRID, 13/06/2019.- Aficionados en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu antes de la presentación del internacional belga Eden Hazard como nuevo jugador del Real Madrid . EFE/Rodrigo Jiménez
Tomás González-Martín el

Vestido de gris claro, corbata a juego, camisa blanca. El día D de Eden Hazard será inolvidable para él, para sus padres, los emocionados Thierry y Carine, y para sus tres hermanos, todos ellos con una camisa blanca y un pantalón oscuro. Florentino Pérez le saludaba dentro del palco, momentos antes de la presentación, con su traje azul oscuro, su corbata del mismo tono y su camisa azul clara, como siempre. La vestimenta que le ha dado cinco Champions en su era como presidente. Los aficionados jalearon al belga y al dirigente madridista cuando vieron esas imágenes por los videomarcadores del coliseo.
Minutos antes, los dos habían firmado el contrato por cinco años que ligaba al delantero al Real Madrid. El coste de la operación es 100 millones, más otros cinco en variables. Tres horas antes, el futbolista pasó el reconocimiento médico y allí ya firmó autógrafos a los cientos de aficionados congregados.
Hazard llevará el dorsal número siete si Mariano se marcha. Y cuando Modric deje el equipo en el futuro, portará el «diez». El jugador lanzó balones por todo el perímetro del campo, ayudado por chavales de los equipos cadete e infantil del Real Madrid

La camiseta de Hazard todavía no lleva número. Llevará el «siete» si Mariano se marcha. Y en el futuro, cuando Modric no esté portará el «diez», el dorsal que le pertenece en la selección belga y que le perteneció en el Chelsea. La camiseta que recibió de Florentino Pérez llevaba su nombre «en letras de oro», como decía un directivo del club.
Tras la presentación en el palco, el futbolista bajó al vestuario para cambiarse y saltar al césped vestido de blanco. Allí estaba ya su asiento preparado, con su nombre. En el estadio nos mostraron una foto de la familia Hazard que tenía a Zidane a su lado, en 1998, cuando Zizou ganó el Mundial. Era su ídolo de pequeño. Ahora será su entrenador.
Cuando Florentino Pérez, Eden Hazard, su familia y todos los invitados ocuparon sus asientos en el palco, los sesenta mil espectadores cantaron su nombre. Para que se vaya acostumbrando. Y corearon los goles que se emitieron por los videomarcadores.
En Bélgica no hay ningún partido que convoque a sesenta mil espectadores. El Bernabéu se llenó para ver a su hijo en directo como nuevo futbolista del Real Madrid. Un estadio «full» sin que Hazard juegue un partido. Increíble este hito para los belgas. Y para los miles y miles de extranjeros que acudían a la tienda oficial del estadio a comprar productos y se toparon con la avalancha. «¿Pero hay partido hoy»?, preguntaba Hassan Moustafa, un argelino bastante despistado que compraba productos del Real Madrid en la tienda oficial del Bernabéu. «No, hoy se celebra la presentación de Hazard», le explicamos. Alucinaba. «Pero si hay más gente que en un partido, yo estuve cuando vino el Betis». Tenía razón.
Sesenta mil espectadores colapsaron el Paseo de La Castellana para verle en carne mortal en el teatro de los sueños históricos, presentes y futuro del madridismo. El gentío guardó una cola paciente y extensa, en kilómetros y en horas. Los aficionados daban dos vueltas al perímetro del estadio para entrar a las gradas y vivir un día inolvidable.
La cola kilométrica, interminable, que dio dos vueltas al estadio durante tres horas y media, comenzó a crearse a las cuatro de la tarde. «En Bélgica no hay ni la mitad del público en un partido importante, esto es impresionante», señalaban los periodistas belgas que acudieron a la presentación de su futbolista fetiche. No terminaban de entender este poder de convocatoria. «Todo lo hace jugar en el mejor equipo del mundo, que tiene catorce Champions y que es el ejemplo de todos para ganar», les contestó un representante de la embajada belga

«Hay tanta gente como el día que se presentó Cristiano», decía Washinton Pérez, un ecuatoriano que salía de la tienda de productos del Real Madrid cargado de bolsas. «Llevo cosas para toda la familia, a ver como me siento ahora en el campo». También tenía razón. En efecto, el 6 de julio de 2009, Ronaldo convocó a setenta mil personas en el coliseo blanco. Diez años después, la historia se repite. Hazard reunió a unos sesenta mil seguidores en una tarde que reflejaba por la asistencia y por los cánticos la ilusión del madridismo por volver a los éxitos con un nuevo líder, el centrocampista belga.
Hoy se ha presentado una estrella. Han pasado diez años desde que Cristiano fuera recibido por 70.000 personas en el Bernabéu. Eden Hazard toma ese testigo. Viene a ser la nueva figura del equipo.
Aficionados madridistas de Bélgica acudieron al Bernabéu con viajes de un día para estar en una jornada inolvidable para su país, que transmitió por la televisión pública la presentación de su estrella.
El estadio fue un trueno de aplausos y ovaciones, con cánticos de «¡Hazard, Hazard!». La familia del jugador estaba alucinada ante la presencia de seguidores. La televisión pública belga transmitió la presentación como jugador del Real Madrid de su ídolo nacional. «Jugando aquí puede ser Balón de Oro», señalaba un grupo de aficionados belgas que volaron a Madrid para «vivir un hecho inolvidable»

«En Bélgica no hay ni la mitad del público en un partido, esto es impresionante», señalaban los periodistas belgas que acudieron a la presentación de su futbolista fetiche. No terminaban de entender este poder de convocatoria. «Todo lo hace jugar en el mejor equipo del mundo, que tiene trece Champions y que es el ejemplo de todos para ganar», les contestó un representante de la embajada belga.
Jugadores de los equipos infantiles y cadetes del Real Madrid ayudaron a Hazard a lanzar balones a todo el público.
Hazard tiró un penalti, en plena fiesta, y marcó su primer gol. Para los belgas, Hazard es su Tintín del fútbol, el hombre que les ha llevado a vivir las mejores aventuras de la selección de Bélgica. Lo vimos en el Mundial de Rusia, donde Eden fue el director de un equipo nacional que aspiró al titulo. Para Hazard, Florentino Pérez es el nuevo Hergé del balompié, su director, su hacedor, el hombre que durante tres años quiso que sus aventuras las escribiera y viviera en el Real Madrid para transformar el equipo. Ramos será el capitán Haddock, su mejor jefe de campo para conseguir sus metas.
Zidane será su profesor Tornasol, el hombre que llevará la batuta de mando. Hoy han comenzado el espectáculo en el Bernabéu, las nuevas aventuras del Tintín blanco.
Hazard fue presentado por Florentino Pérez en el palco del Bernabéu con toda su familia en primera fila. Allí estaban sus padres y sus tres hermanos. Llega al Real Madrid en el mejor momento de su carrera. Hay jugadores que a los 28 años mantienen el alto nivel demostrado desde los 25. En el caso de Hazard no es así. Su evolución ha sido constante, lenta pero segura. A los 28 años vive su punto más grande de rendimiento. Comenzó a alcanzarlo en el Mundial de Rusia, donde obtuvo el Balón de Plata mientras su nuevo compañero, Modric, era elegido Balón de Oro. A lo largo de esta temporada, Hazard ha dado otro salto adelante. Su victoria en la Europa League, con dos goles y la asistencia al canario Pedro, fue el colofón de su mejor “perfomance”.
Fichados Hazard, Mendy, Jovic, Militao y Rodrygo, 315 millones de inversión, el Real Madrid revoluciona su banda izquierda. Hazard en ataque y Mendy en defensa cambian ese flanco. Rodrygo también juega por ese lado. Hazard, de todos modos, quiere jugar como media punta por el centro. Ser el creador ofensivo. Desea aspirar al Balón de Oro y al premio FIFA The Best. Anhela ganar la Copa de Europa. Y sabe donde puede conseguirlo. El sueño del belga de firmar por el Real Madrid se ha hecho realidad. Llevaba tres años intentándolo, sin ser atendido por el Chelsea. Nunca renovó. Y recibió tres propuestas cada año. Esta temporada ha escuchado cuatro. Rechazó todas. Su meta era el Real Madrid.
Cobrará 11 millones netos por temporada, más bonus. No supera el salario del capitán, Ramos, que percibe 12 millones. Florentino Pérez cerró el trato por 100 millones de euros más bonus relativos a partidos jugados y títulos como la Champions. Hazard quería irse con Zidane desde hace tres años. Ya se ha ido con quien quería. Zinedine le entrenará en julio. Firma para las próximas cinco temporadas.
El nuevo Real Madrid de Zidane ya cuenta con cinco novedades: Hazard, Jovic, Rodrygo, Mendy y Militao. Eriksen o Pogba tardarán más tiempo.
Ahora, cuando restaba un campaña de su contrato con el Chelsea, ha conseguido su meta. Es el jugador que revolucionará el ataque del conjunto blanco con sus incursiones en diagonal, con su regate, con sus paredes, con sus pases (17 goles ha dado este curso) y con sus 21 dianas, cifra récord en su dilatada carrera para un hombre que crea más fútbol que remata. Zidane ya cuenta con el Balón de Oro, Modric, con el Balón de Plata del Mundial, Hazard, y con el mejor portero de Rusia 2018, Courtois, gran amigo de Eden.
Es el futbolista ideal para crear el juego de ataque del Real Madrid. Un director de juego ofensivo. Tiene pase desde la banda y en profundidad por el centro. Y es un mediocampista con gol. Se despide del Chelsea con esos 21 tantos y las 17 asistencias en su última temporada, los mejores números de su vida profesional, a los 28 años, en plena madurez. Hazard se suma a Jovic y Rodrygo en la lista de fichajes de ataque.
La casa blanca le aseguró a su entrenador que tendría «Eden» en su plantilla y el francés planificaba ya desde hace tiempo en la creación de un esquema en torno al belga que exprima todas sus cualidades. Por fin tendrá al futbolista que solicitó para construir más gol, el problema de esta campaña. Será un centrocampista con disparo a puerta, una carencia que ha tenido el Real Madrid durante años; ha marcado 21 y ha dado 17 esta temporada.
El jefe del equipo planifica dos estilos de ataque que explote la calidad de la primera gran figura que la casa contratará en cuatro años.
La primera de las estrategias presenta a Hazard como media punta con el reto de alimentar de fútbol a los dos delanteros puros, en un sistema 4-3-1-2. El belga ejercerá de creador desde el centro, para enlazar también con los dos laterales ofensivos que definen la táctica del Real Madrid.
Es la posición que Eden anhela, la que tiene en la selección de su país. Con esa posición, Hazard podrá demostrar su capacidad goleadora, confirmada en la Premier. El conjunto de «Zizou» peca de una carencia de mediocampistas rematadores que espera subsanar con este fichaje.
La segunda opción sitúa a Hazard por su banda natural, la izquierda, pero no para ser solo extremo puro, sino para generar juego desde esa zona, explotar sus pases en diagonal y encontrar la conexión con Benzema y el extremo derecha, que puede ser Asensio o Vinicius.
Será un Real Madrid construido a su imagen y semejanza, con una idea que pretende extraer todas sus virtudes y con la protección de Casemiro a sus espaldas, para no tener que realizar excesivo trabajo destructivo. La capacidad del futbolista permite alinearle tanto en el centro del campo como en la delantera. El objetivo de Zidane es que nunca se quede arriba, arrinconado, porque es el belga quien puede solucionar los problemas de dominio y generación de juego con su descenso a la media.
El traspaso de Eden Hazard ha supuesto 100 millones, más bonus, y firma por cinco campañas. Al belga le restaba un año de contrato con el Chelsea y la cantidad abonada es suculenta en esas condiciones, pero también es óptima para el Real Madrid, pues obtiene una figura por un precio imposible en esta época.
El club español siempre quiere demostrar respeto por los otros equipos afectados y no se aprovecha de las situaciones. Ya abonó 25 millones al Bayern por Kroos en 2014 y en enero satisfizo 17 millones al Manchester City por Brahim. Ambos finalizaban contrato al cabo de doce meses y de seis, respectivamente. Ahora realiza un pago relevante por una estrella del «top cinco» mundial.
Zidane creará un estilo de ataque que pase siempre por Hazard, que será el director ofensivo del conjunto blanco. El francés le quiere cera del área, porque ha demostrado que cuando la pisa marca los goles que antes no obtenía porque ejercía de extremo puro por la izquierda, lejos de ella.
El belga ha jugado más que nunca camino de la portería rival y a lo largo de esta temporada ha anotado 21 goles y ha dado 17, las mejores cifras de su carrera. Su nuevo entrenador le situará como media punta central o como extremo, pero en este caso jugará siempre en diagonal, hacia el gol. Courtois será el embajador de Hazard en el vestuario. Zidane había dialogado varias veces con él. Le espera para dirigir el gran cambio que se ha comprometido a liderar. La Liga es el reto. La Copa de Europa es el sueño de Eden Hazard.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes