ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Asensio, la cláusula de 500 millones es impagable porque está demasiado a gusto en el Real Madrid

Asensio, la cláusula de 500 millones es impagable porque está demasiado a gusto en el Real Madrid
Asensio posa para ABC antes de la entrevista. Foto: De San Bernardo
Tomás González-Martín el

Es un talento. Un genio. Un mago del fútbol. Ha nacido para ser un grande. Asensio marcó otros dos goles de estrella, esta vez  frente al Valencia en la Liga. Endosó dos al Barcelona en la Supercopa de España. Firmó el 4-1 en la final de la Champions. Rubricó el 1-0 en la victoria por 3-2 en la Supercopa de Europa de 2016,, frente al Sevilla, en su debut oficial con el Real Madrid. El mallorquín juega en otra dimensión. Cuando coge el balón, sube, regatea y suelta la zurda con sabiduría de maestro. Ante el Valencia selló otras dos dianas desde fuera del área, tras las dos conseguidas ante el Barcelona. Es un artista del balompié.

Es un maestro de 21 años. Cuando tiene el balón solo piensa en driblar al contrario, en encarar, y en disparar. Quiere hacer lo que lleva dentro. Está dotado para ello. Siente lo que sentían Cruyff y Maradona cuando portaban la pelota, la necesidad perentoria de driblar y marcar. Asensio lleva en sus genes el don de fútbol, que diría otro gran madridista, Ángel Nieto.

En julio firmó un nuevo contrato por seis años. Su cláusula es de 500 millones. Pero para el Real Madrid y para el jugador les da igual la cifra. La clave es que se ha fijado una cantidad disuasoria que exige que si un club quisiera al jugador, debería hablar con la entidad madridista. Y lo primero que debería saber ese hipotético club en el futuro es si el futbolista desearía marcharse, que no es el caso. Lo importante es que ambas partes, Real Madrid y Asensio, se encuentren a gusto.

Es una situación similar a la de Cristiano. No es una cuestión de dinero, sino de que los dos lados estén a gusto. Marco Asensio se encuentra muy bien en el Real Madrid. El año pasado comenzó a jugar cada vez más. Ahora es el futbolista número doce para el entrenador. Si un centrocampista es baja, juega Marco. Así sucedió ante el Valencia. Fue también titular frente al Barcelona en el Bernabéu, sin bajas, en un guiño más del entrenador,  y dejó para la afición blanca un golazo imparable, otro más, como el protagonizado en el Camp Nou, cuyo público se quedó absorto. Zidane le mima. Le introduce paulatinamente, camino de su liderazgo.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes