ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La polvera por Teresa de la Cierva

Los tatuajes de henna no son tan inofensivos como parecen

Teresa de la Cierva el

 

 

 

 

 

Durante el verano, se llenan las playas y las ferias ambulantes de tatuadores que ofrecen dibujos listos en…¡10 minutos!

¡Ni acercaros a ellos! Son un timo. Pero un timo con graves consecuencias para la piel.  

Os cuento:

La pasta de henna natural necesita entre 1 y 4 horas para que se fije el tinte. Y los veraneantes, en la playa, si tienen que esperar tanto tiempo (no te puedes bañar, ni moverte apenas…), no se lo hacen. 

Por eso algunos listillos la adulteran, con una sustancia ilegal que acelera el proceso y permite que el dibujo corporal esté listo en menos de un cuarto de hora. 

 

El problema es que esa sustancia -la parafenilendiamina- solo está permitida para su uso en los tintes de pelo, ya que se sabe puede producir ampollas y quemaduras serias cuando se aplica en la piel. Hasta se han dado  casos de hospitalizaciones, y algún ingreso en la UVI.

 

 

 

 

 

 

Estas reacciones aparecen a las 24-48 horas. 

 

 

 

 

Pero además, tienen un efecto secundario, que afectará enormemente en el futuro a las usuarias adolescentes (y en el presente a las no tan adolescentes): no podrán teñirse nunca el pelo con los tintes habituales del mercado, ni podrán ser peluqueras ni trabajar en determinadas industrias relacionadas con la cosmética. Porque los pacientes que se hagan alérgicos, lo serán para siempre. 

 

El Dr. Leopoldo Borrego, Profesor de Dermatología de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y miembro de la AEDV, ha hecho una tesis sobre el tema, y advierte que la henna negra (así se llama la que contiene esta sustancia) muchas veces ni siquiera contiene la planta, sino directamente tintes industriales. “Debéis rechazar cualquiera que lleve el “apellido” de negra (Black Henne). Pero además, hay que desconfiar de las Hennas roja, naranja, ayurvédica etc. porque seguro que se les han añadido sustancias, referenciadas o no en concentración de menos del 3%. Lo más seguro es acudir a un centro especializado y no dejarse embaucar por los tatuadores callejeros”.

 

Ya lo decía mi madre: ¡Cuidado con el hombre del saco! Lo que pasa es que ahora hay demasiados tipos de sacos…

 

 

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes