ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Loading... por Marisa Gallero

«Espanya ens roba»

«Espanya ens roba»
Marisa Gallero el

 

Jordi Pujol se convirtió al Lado oscuro de la Fuerza, dejando su imagen de jedi, al cambiar el «Espanya ens roba» por el «yo soy tu padre» de Darth Vader, asumiendo toda la culpa de una herencia sin regularizar durante 30 años para proteger a sus hijos. Fue la primera rama del árbol en caer antes de su imputación por un presunto delito de blanqueo de capitales por el juez José de la Mata, haciendo de su recomendación una máxima: «La ejemplaridad es un objetivo que nunca se consigue completamente».

El último informe de la UDEF –«¿Qué coño es esto de la UDEF?», decía– es un nuevo capítulo de cómo actuaba la familia Pujol en Cataluña. Jordi Pujol Ferrusola habría cobrado 5,36 millones de euros de empresas a cambio de favores políticos los últimos años de su padre como presidente de la Generalitat.

A otros, los movimientos de 55 millones de euros en paraísos fiscales investigados por la Audiencia Nacional, los hubiera llevado directamente a la prisión provisional sin fianza –léase el caso de Díaz Ferrán o de Granados, entre otros muchos–, pero a los Pujol los mantienen sin una sola medida cautelar. A pesar de que Jr. utilizó al menos cuatro testaferros y hasta nueve compañías instrumentales y entramados societarios internacionales.

Las empresas identificadas por la Policía habrían pagado comisiones ilegales a Jr. a cambio de que este mediara en adjudicaciones de contratos públicos dependientes de la Generalitat. El eterno 3%, una forma de actuar con impunidad. Entre ellas, Isolux abonó entre 2001 y 2002 unos 366.ooo euros a Pujol Ferrusola, recibiendo otro pago de 661.174 euros en forma de comisión encubierta.

El nombre del presidente de Isolux, Luis Delso, se repite en el proceso, y también está en boca de los principales acusados de Gürtel. Según Francisco Correa y Pablo Crespo, Delso sería el tan nombrado «Luis, el cabrón», que aparece en la contabilidad B gürteliana como el perceptor de 72.000 euros en 2007. Antes de que declare en la causa catalana, tendrá que testificar en el polígono de San Fernando de Henares situado en la calle Límite.

Mientras el «Molt Honorable» entonaba el «España nos roba», el negocio nacionalista era Cataluña. En el Parlament catalán, Marta Ferrusola respondía con monosílabos murmurando que «Cataluña no se merece esto». Ni España tampoco.

 

Actualidad

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes