ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Sastrería Francesa para ellos

Sastrería Francesa para ellos
María Luisa Funes el

Con ese apellido, cualquiera diría que no se trata de una sastrería francesa, sino italiana. Y, en efecto, es el producto de la fusión perfecta entre varios estilos.

Cifonelli nació en Roma en 1880. Su creador, Giuseppe Cifonelli, era un hombre elegante y dedicado, que pronto creó escuela.

Pero fue su hijo Arturo, el que dio vida a un ente internacional. Se mudó a Londres, donde estudió en el muy serio Minister’s Cutting Academy, de donde salió en 1911 con ganas de comerse el mundo.

Ideó una mezcla inigualable de buenos tejidos con un estilo parte italiano, parte francés y parte ingles. Ahí es nada. Creó un corte que dio lugar a una sastrería cómoda como la italiana pero correctísima, como la británica: el corte Cifonelli, con su hombro, significativo y copiado.

Fue Arturo el que, dado el éxito de sus trajes que permitían ser elegante facilitando a su vez los movimientos, se trasladó a París fundando en 1936 un taller en la el 32 de la rue Marbeuf.

El hijo de Arturo, Adriano -nombre de emperador romano nacido en Sevilla- siguió la estela de su padre. Consiguió estar en la agenda de los actores de cine del momento y de los personajes políticos clave. Desde entonces, Cifonelli goza de la mejor clientela de sastrería a medida a nivel global.

Han sido capaces de construir trajes impecables para personalidades con un físico extrano y recortado, siempre mejorando el aspecto de sus clientes.
 

Los siguientes en discordia fueron su hijo y sobrino, Massimo y Lorenzo, que no solo han mantenido el taller a medida sino que han ampliado el negocio al prêt-à-porter. Han manufacturado la ropa masculina de Hermès durante casi dos décadas y ampliado su clientela en los cinco continentes.

La cuarta  generación de Ciffonelli, trata de ofrecer una gama más moderna. Has buscado incluso un taller en Italia que pudiera replicar el “hombro Cifonelli”, remetido, discreto y cómodo. Las solapas generosas, las sisas amplias y los trajes de corte impecable siguen siendo su máxima.

Sus trajes, entre 4.000 y 6.000 euros, son una obra de arte elaborada por 40 especialistas que de modo discreto y tradicional siguen atendiendo a sus clientes en el corazón de París.

Su colección de accesorios y complementos amplía el portfolio de la marca. Sus tiendas y la venta en puntos de venta seleccionados presenta una colección exclusiva que nos teletransporta a la perfección del pasado.

 

 

EstiloOtros temasViajes

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes