ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Las otras caras de Bowie

Las otras caras de Bowie
María Luisa Funes el

Todos los que hemos vivido con David Bowie de música de fondo estamos cabizbajos. Han sido varias décadas acompañándonos con sus inolvidables ritmos y su peculiar estilo. Me permito el lujo de escribir un segundo post sobre él.

Quizás las facetas que más destacaron de Bowie fueron su sensibilidad, su creatividad y -sobre todo- su modernidad.

Una modernidad que ya en los 60 anticipaba ruptura con todo.

La capacidad de modificar sus propios estilismos le convertía en su mejor/peor asesor: ya quisiera el mundo de la moda -o el del cine y el teatro- contar de modo permanente con un jefe de vestuario y estilismo del calibre de Bowie.

 Su imaginación desbordante estaba a veces plagada de extraños personajes que no dudaba en interpretar, ya fuese para alguna portada, concierto, entrevista u obra teatral.

Nos quedamos con algunas imágenes poco conocidas que sorprenderán por su falta de sentido del ridículo.

No dudó disfrazarse de mujer, ya fuese de Cleopatra, de “profesional callejera”, bruja o anciana.

Tampoco dudó pasar por payaso o monstruo.

A veces se fotografiaba a sí mismo.

O ideaba vestuarios que incluso han sido copiados en las pasarelas décadas después.

Probablemente Miguel Bosé haya tomado bastantes elementos de Bowie en su carrera.

En ocasiones, sus personajes daban miedo e incluso asco.

Pero le daba igual. Necesitaba reinventarse, evitar aburrirse. Y sabía que contaba con un físico extraño de aspecto asexual con muchas posibilidades de interpretar a mil y un personaje.

David era distinto, quizás sabedor de su superioridad en muchos sentidos. Los dones que había recibido, los ha compartido con todos.

Y para su último disco, posó como un enfermo terminal cubierto de vendas. Quizás no se le ocurrió otra cosa para evitar mostrarnos su cara.

Incluso su público hace años que le hizo aparentar ser el personaje que él nunca se atrevió a emular, con un juego de corta y pega curioso e irreverente.

Se ha extinguido un hombre polifacético  y poliédrico.

Insustituible, David.

 

 

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes