ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Entre barreras por Ángel González Abad

Las amarguras no son amargas: ¡Jacinto tiene corazón!

Rosario Pérez el

El tiempo es el latido de un corazón, y para Jacinto Salazar existe un eterno tic-tac por delante. Hoy, 6 de agosto de 2012, es un gran día: las agujas del reloj de su vida se han desperezado y su juventud ha comenzado a bombear.

 A Jacinto le ha obsequiado Dios con un nuevo corazón, con ese regalo ofrecido por la solidaridad de una persona que decidió no sepultar sus órganos bajo la tierra.

El mozo de espadas del que toda la afición ha estado pendiente vivirá para contarlo. Jacinto seguirá regalando sonrisas a su torero, Joselito Adame, y a esa legión de amigos que lo han colmado de elogios. Piropos que se resumen en lo más bello que de alguien pueden decir: “Jacinto es una persona sencillamente buena“.

Muchos somos los que no conocemos a Jacinto, pero el mexicano ha entrado a formar parte de eso que llamamos la familia del toro. Bienvenido con más fuerza a la vida, Jacinto. Los ruedos te esperan, y segura estoy de que más de un brindis llevará tu nombre.

 
Jacinto, tu tierra despide entre lágrimas a su chamana, la Vargas. Pero en medio de ese boulevard de sueños rotos de Chavela, las amarguras no son tan amargas. Entre ese llanto, México aplaude hoy el éxito de tu trasplante. Jacinto, la gente con corazón no se pasa de moda y los otoños seguirán dorando tu piel. ¡Adelante, valiente!

 

(Imagen del twitter)

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes