ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

El tabaco, el alcohol y los derechos humanos

Edurne Uriarte el

Pocos se enteraron, pero, la semana pasada, una consejera del Gobierno Vasco llegó a afirmar que “la exposición al tabaco vulnera derechos humanos básicos”. Es una muestra de las estupideces y de las arbitrariedades que los políticos han protagonizado en relación con el tabaco. Con la culminación final, en España, de la nueva ley que proscribe el tabaco de casi todos los espacios públicos con el argumento de que se trata de proteger a los ciudadanos.

 

 Argumento de una pasmosa arbitrariedad en la medida en que no se aplica a todas las demás sustancias o actividades peligrosas para la salud. Lo he puesto de relieve alguna  vez en este blog. Y hoy me encuentro con datos que avalan esa crítica en un estudio publicado en la revista The Lancet y que ha tenido un amplio eco en toda Europa. El estudio prueba científicamente lo que ya hemos dicho muchos. Y es que hay otras sustancias tan o más peligrosas para uno mismo y para los demás y, sin embargo, apenas son perseguidas por los políticos. Y, al revés, sustancias menos peligrosas que el tabaco y, sin embargo, más perseguidas.

 

 

Y es que, según los autores del estudio, las tres sustancias más peligrosas para uno mismo son la heroína, el crack y la metanfetamina. Pero las tres sustancias más peligrosas en sus consecuencias para los demás son, en este orden, el alcohol, la heroína y el crack. Y bastante por debajo en peligrosidad, tanto del alcohol como del tabaco, el cannabis. La diferencia en daños producidos a la sociedad, a los demás, por el alcohol es enorme respecto del tabaco. ¿Hay, sin embargo, algún partido que se proponga la prohibición del consumo de alcohol en bares y restaurantes para proteger los derechos humanos? Parece que no.

 

Y no es que yo pretenda su prohibición ni mucho menos. Lo que pretendo es poner de manifiesto la arbitrariedad de las leyes anti-tabaco, en nuestro país y en otros. Y no sólo por los datos de este estudio. También, por algo que ya dijo uno de los autores del estudio, David Nutt, cuando era asesor del Gobierno laborista. Que el efecto perjudicial de las drogas ilegales puede ser equivalente al que provocan otras sustancias de nuestra vida privada y otras actividades como conducir o montar a caballo. ¿Y alguien ha prohibido montar a caballo o conducir? Pues tampoco. Lo que hicieron fue despedir a David Nutt, por políticamente incorrecto, por inconveniente.

Tabaco
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes