ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Cosas del cerebro por Pilar Quijada

Enfermedad de Alzheimer, dolor y adicción, en detalle

Enfermedad de Alzheimer, dolor y adicción, en detalle
Pilar Quijada el

La Unidad de Neurobiología Molecular del Instituto de Neurociencias de Alicante busca comprender las bases moleculares del funcionamiento de las neuronas como aproximación a patologías como el alzhéimer, el dolor o la adicción.

Tres de los grupos que integran esta unidad están dirigidos por investigadoras: Salud García Ayllón, Clara Faura Giner y Carmen de Felipe Fernández.

Alzheimer

Salud Garcia Ayllón, estudia, junto con Javier Sáez Valero, los mecanismos moleculares alterados en la enfermedad de Alzhéimer y otras demencias. Este grupo es pionero en la descripción de la reelina, una proteína de señalización que modula la función sináptica y la plasticidad en el cerebro maduro que favorece la formación de la memoria. Se centran en demostrar un nuevo mecanismo por el cual la proteína β-amiloide, una marca distintiva de la enfermedad de Alzheimer, regula la expresión de reelina, lo que influye en su cascada de señalización que en última instancia controla la fosforilación de tau, la otra proteína clave en el Alzheimer.

Dolor

Clara Faura Giner, dirige, junto con Juan José Ballesta, el grupo Mecanismos y receptores implicados en la analgesia y la adicción, sus líneas de investigación son la biogénesis de receptores nicotínicos; farmacología de receptores nicotínicos y su relevancia en terapéutica; Mecanismos que determinan la analgesia y otras acciones opioides, y receptores y neuromoduladores implicados en la analgesia.

Adicciones

Carmen de Felipe Fernández, dirige el grupo de Neurociencia celular y conductual, que estudia los mecanismos cerebrales de la adicción. Este grupo se centra en el papel de la Sustancia P en el dolor. La sustancia P actúa como neurotransmisor y neuromodulador y está relacionada con la percepción del dolor. Tiene efectos sobre la vasodilatación, la estimulación de la musculatura lisa intestinal, la diuresis y la estimulación de la secreción salival.  Llos analgésicos opiáceos (morfina y las endorfinas) inhiben la liberación de la sustancia P en el núcleo que transmite la información dolorosa. Hay alguna relación entre la sustancia P y los neurotransmisores opioides endógenos implicados en los procesos de analgesia.

Informaciones relacionadas

https://abcblogs.abc.es/cosas-cerebro/public/post/del-ojo-de-una-mosca-a-la-complejidad-del-cerebro-humano-17615.asp/

https://abcblogs.abc.es/cosas-cerebro/public/post/80-000-millones-de-neuronas-y-cada-una-en-su-lugar-17622.asp/

https://abcblogs.abc.es/cosas-cerebro/public/post/rejuvenecer-no-siempre-es-bueno-17638.asp/

Ciencia

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes