ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El bochinche venezolano por Ludmila Vinogradoff

Las trampas del régimen

Ludmila Vinogradoff el

El colmo de unas elecciones es votar por algún candidato preferido y luego salga otro tipo distinto en la papeleta electrónica,  sin derecho a rectificar ni anular el voto ni patear la urna porque si reclama va preso. Eso me ocurrió a mí en la mesa tres de la Unefa (Universidad de las Fuerzas Armadas) en Chuao.

Bernabe Gutierrez votando en Amazonas

La Unefa fue uno de los 278 centros migrados que recibió a los 10.000 electores del colegio Schontal de Los Palos Grandes en Chacao que fueron trasladados al recinto educativo militar sin ningún tipo de justificación.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en realidad se lució con su magnífica organización y logística. Los autobuses estuvieron a la disposición de los electores para trasladarlos de un sitio a otro, lo que compensó las molestias generadas por la reubicación ilegal.

Las elecciones regionales del domingo para elegir a los nuevos 23 gobernadores de Venezuela estuvieron marcadas por las irregularidades,  trampas y triquiñuelas que frustraron a la mayoría de los 18 millones de electores convocados.

Masiva concurrencia a las urnas

Después de recorrer tantos obstáculos, unas 10 trabas contabilizadas, y ver que el voto depositado en la urna no sirvió para nada, es decir cambiar al gobierno, es el máximo de la frustración. Hay una violación sistemática de la constitución.

A los venezolanos les ha caído “la maldición de Sísifo” porque les ha costado mucho sacar a Nicolás Maduro. Ya lo han intentado varias veces, lo de subir la piedra cuesta arriba y al llegar a la cima volver a empezar de nuevo.

El problema en Venezuela es que el poder está secuestrado por “mafias criminales” que no responden a las leyes sino a la corrupción, como dice María Corina Machado.

El ente electoral debe dar una explicación al país del por qué las máquinas electrónicas de votación fallaron y por qué han continuado usando a la empresa “Smarmatic” si ésta denunció que el CNE había cometido un fraude en la elección de la constituyente de Maduro en julio pasado.  El sistema electrónico no es confiable ni para los mismos que lo diseñaron.

política

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes