ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El bochinche venezolano por Ludmila Vinogradoff

Subida de dólares y euros

Ludmila Vinogradoff el

El dólar paralelo, que en Venezuela se llama “lechuga verde” y que además está prohibido nombrarlo en público so pena de ser censurado y castigado,  se disparó hoy a 47 bolívares. Y ni hablar de la moneda europea que se cotiza a 62 bolívares por euro, mientras que el cambio oficial está anclado a 6,30 bolívares por dólar desde febrero pasado.

El gobierno de Nicolás Maduro ha lanzado varias medidas con el objetivo de frenar la subida de la moneda norteamericana como por ejemplo la subasta de 100 millones de dólares semanales para los importadores con el mecanismo denominado SICAD pero el mercado nacional no se conforma con tan poco. Sus necesidades pasan de los 9.000 millones de dólares.

 Los analistas lo atribuyen a la falta de divisas para repartir entre lo importadores y de ahí la escasez de alimentos y productos de primera necesidad, lo que impulsa que el mercado negro  se desate sin control alguno y Maduro culpe a los empresarios de orquestar una supuesta “guerra económica” con el desabastecimiento.

En Venezuela nada de lo que sube, baja, a excepción de las verduras que por situaciones climáticas se cotizan según el vaivén de las cosechas agrícolas. Pero en el resto de las transacciones de los bienes la ley de la oferta y la demanda, como en el caso de las divisas, funciona al mejor estilo del capitalismo y la economía de mercado, aunque el gobierno se empeña en llamarlo de otro modo como si fuera una economía socialista regida por controles.

Los dólares para los viajeros fueron restringidos y para contener la corrupción han puesto en los aeropuertos una especie de peaje con “captahuellas” unos aparatos electrónicos lectores de huellas digitales, iguales a los que se usan en los colegios electorales, para activar las tarjetas de crédito de los viajeros que salen al exterior.

De las decenas de miles de venezolanos que viajan al exterior los fiscales solo han detectado unos 20 pasajeros con irregularidades en apenas dos semanas de implementación de las captahuellas. Esta cantidad tan irrelevante refleja que la corrupción con el tráfico de las divisas debe estar en otro lado de la famosa CADIVI (Comisión de Administración de Divisas).

Control de los viajeros
Control de Cadivi en los aeropuertos
economiaSociedad

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes