ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El bochinche venezolano por Ludmila Vinogradoff

De cómo rejuvenecer a los 58 años

Ludmila Vinogradoff el

El que quiera rejuvenecer sin pasar por el quirófano ni usar cremas tiene que preguntarle la fórmula a Hugo Chávez que a sus 58 años es el venezolano que ha inspirado más pinturas, esculturas, muñecos inflables,  juguetes y toda clase de objetos coleccionables en estos 14 años.

Pintado en el centro de Caracas

Lo último son unos dibujos de su persona rejuvenecido, que convertidos en afiches o grafittis buscan conquistar  el voto de los jóvenes de cara a las elecciones del 7 de octubre.

El lanzamiento de esta nueva propaganda presidencial comenzó ayer en los muros de unos edificios en el centro de Caracas, mostrando a Chávez sin arrugas ni gordo por los esteroides, con un pendiente en la oreja como un rapero con la gorra de un beisbolista y los brazos tatuados.

El Diario TalCual averiguó que la campaña se lanzó hace un mes en la zona de Valles del Tuy, aledaña a Caracas, y se ha difundido a través de murales en las calles, banderas, pendones, camisetas o gorras, que se exhibieron en una reciente concentración en Petare, donde el mismo Chávez hizo mención de la propaganda: “Chávez ya no soy yo, Chávez somos todos, Chávez es otro Beta, Chávez es Petare”.

El objetivo es “acercar a Chávez a los jóvenes”, dice uno de los simpatizantes chavistas del Colectivo Miranda, que está formado por raperos, motoristas, boxeadores o peluqueras que viven en los barrios cuyos oficios buscan identificarse con la nueva imagen de Chávez.

 

“Beta” es un término que usan los jóvenes en la jerga de los barrios populares para referirse a algo negativo. Para ellos es “la violencia, la exclusión, la discriminación y el racismo, pero el otro Beta, referido a Chávez, en cambio, es la inclusión, el trabajo y la presencia de los jóvenes” , según Tal Cual.

Sea como sea, los dibujos muestran al comandante  haciendo piruetas con una moto, jugando baloncesto o marcándose un rap en el cuero cabelludo,  “nadie me quita lo bailao”. Sólo le falta montarse en un parapente o saltar en un paracaidas después de haberse asustado con las prácticas aéreas cuando estudiaba en la Academia Militar.

Boxeando

 

Foto AFP

 

Foto AFP
culturapolítica

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes