ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Aula de nutrición por Elisa Escorihuela

Keto, ceto o cetogénica: las dos caras de una dieta

Ha sido popularizada por las famosas

Keto, ceto o cetogénica: las dos caras de una dieta
Elisa Escorihuela el

A estas alturas estoy segura que habrás oído o leído hablar de la dieta cetogénica o dieta keto ya que, entre otras famosísimas, Kim Kardashian logró viralizarla con su pérdida de peso de ni más ni menos que 25 kilos. Y claro, eso vende mucho, pero esto del comer no es tan sencillo y no vale lo mismo para todos.

La dieta cetogénica, se ha convertido en una de las dietas más buscadas en internet y de ahí que resulte tan interesante pararse a escribir sobre ella. La encontrarás como ceto – keto – cetogénica y parece una novedad pero lo cierto es que esta dieta ya tiene sus años. Ya en 1921 Russell M.Wilder acuña esta fórmula con este nombre y la aplicó para el tratamiento de la epilepsia.

La dieta cetogénica tiene efectos semejantes a lo que sucede cuando nuestro cuerpo está en ayunas: una reducción drástica de hidratos de carbono y de ingesta de calorías, que hace que el cuerpo entre en cetosis y se utilicen las grasas como como fuente de energía.

Cuando entramos en cetosis se producen cuerpos cetónicos, principalmente β-hidroxibutirato, acetoacetato y acetona. Estos cuerpos cetónicos proporcionarán al cuerpo la gasolina necesaria (a partir de los ácidos grasos) como sustrato alternativo a la glucosa. Por esto es que a las dietas cetogénicas se le han atribuido los siguientes beneficios que se siguen estudiando:

Beneficios de la dieta cetogénica

  • Beneficios cardiovasculares y en el metabolismo de los glúcidos, ya que promueven un perfil lipídico poco aterogénico.
  • Menor resistencia a la insulina. Las grasas son la principal fuente energética. Esto, evita la insulinorresistencia, favoreciendo la síntesis de glucógeno, mejora el perfil glucémico y los niveles plasmáticos de hemoglobina A.
  • Se ha sugerido también que estas dietas podrían tener efectos anticancerígenos.
  • Tiene un efecto saciante que puede favorecer la adherencia a las dietas de pérdida de peso. Uno de los supresores más efectivos del apetito es la colecistoquinina, hormona estimulada por el consumo de proteínas y grasas.

Contado así parece que todo sean beneficios pero tiene su lado negativo. Quizás el más importante de ellos es la dificultad en seguir este tipo de dietas. La falta de adhesión hará que los beneficios se minimicen ya que si no podemos llevarla raramente podremos obtener beneficios.

Perjuicios o contraindicaciones de la dieta cetogénica 

  • Es peligrosa en caso de trastornos en la conducta alimentaria.
  • Las personas con dificultades en el metabolismo de las grasas no la toleran bien.
  • Dolores de cabeza.
  • Calambres.
  • Puede causar estreñimiento.
  • No es recomendable en las personas con mala función hepática.
  • Al aumentar la cantidad de grasas ingeridas es fácil que tus calorías totales se disparen y tiendas a acumular grasa, por lo que engordaras.
  • A nivel de adherencia puede ser complicada.
  • Recuperación de peso cuando se deja.
  • Si se hace sin asesoramiento puede ser peligrosa.

Por eso insisto siempre en que si tienes que realizar una dieta o cambiar tus hábitos alimenticios, es importante que recurras a un dietista- nutricionista, que será el que adapte tu alimentación a tus características y situación.  Y de esta manera conseguirás tu objetivo siempre cuidando de tu salud.

Además, debo recordarte que una dieta cetogénica no es igual a una dieta baja en hidratos de carbono sobre la que hablaremos pronto.

Elisa Escorihuela

Otros post de Aula de nutrición: 

Dietas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes