Soy una mantenida

Publicado por el dic 16, 2015

Compartir

bree1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando escucho la palabra mantenida, inevitablemente me imagino sentada en un sofá de Roche-Bob0is limándome las uñas en mi mansión de los Hamptons mientras hablo con mi amiga Sally de las próximas y tediosas vacaciones en Aspen esquiando en navidad. Unas vacaciones donde quedaré con Melanie Grifith para tomar una o dos botellas de Dom Perignon mientras hablamos de lo joputas que pueden llegar a ser los hombre. ¿¡Sesenta mil dólares al mes te va a pasar Antonio, Mel!?, Damn, your husband is a real cheap stake!, mientras chasqueo la lengua y después los dedos para llamar a Chu-li, mi mayordomo chino (sí, se me nota que me crié viendo Falcon Crest, nadie es perfecto) Después de tan estresante vida, por supuesto necesitaré un fisio (cubano y fornido) para que me relaje los músculos y, ya de paso, la zona pélvica. Lo que viene siendo una mujer, digamos, liberada. O cara dura.

Por eso cuando leo en un artículo en una página llamada Custodia Compartida (lean, lean) que Gema Lendoiro (ya que me pongan en el titular es realmente halagador, ¡ni que fuera yo Bin Laden!), vuelve a cargar contra la custodia compartida de los bebés (esto é vero) me sorprendo y se me sube el ego a partes iguales. (Por cierto, han usado ustedes la foto que yo he puesto en mi blog. Esa foto es de un banco de imágenes comprada, por supuesto. Lo digo porque les puede caer una multa de hasta 1500 euros por usarla. De nada)

Ahora bien, que digan: “simplemente está convencida bajo su experiencia de que los bebés necesitan imperiosamente que la mujer sea mantenida por el marido, ex marido, Estado, o quién sea, al menos durante el primer año de su vida,  o los 5 primeros años”, me deja perpleja.

Vamos por partes. Primero me ha dejado perpleja. Después ya me he reído. Y no he pensado en contestar en un principio pero creo que sí merece ser contestado.

floMantenida. Curiosa palabra. Solo un machista puede decir esa palabra. Como solo un machista puede hablar de que una mujer posee furor uterino. Son maneras de expresar que reflejan un pensamiento. Cuidar de un hijo y limpiar una casa es ser una mantenida. Vaya, aquí los señores quieren una mula de carga, pues, que hagas todas esas tareas y, además, trabaje otras 8 horas (en lugar de dormir, for example) para no tener que depender de los euros que él gana. Es decir, para no poder siquiera aspirar ni a arroz a diario porque los  0,80 céntimos de euro que cuesta el paquete los gana el caballero con el sudor de su frente. Así que el señor, o señorito, pretende entonces que esa mujer se suba los vaqueros al día siguiente del parto (si es que le caben) y se vaya a currar. Vamos, como hace 100 años hacían las campesinas a las horas de parir, que se iban a sachar (¿se dice así o se dice labrar?) con el niño a cuestas y les pasaba nada. Flojas, que sois unas flojas, le ha faltado decir.

Pues mira querido custodia compartida, o como te llames porque no firmas, no. Va a ser que no. El dinero que la madre cobra cuando está de baja por permiso de maternidad, sale del salario previamente cobrado. De hecho, si no has trabajado nunca, no hay baja maternal que te financie ni Podemos (que tienden a financiarlo todo) De la misma manera que un parado cobra su subsidio del dinero previamente retenido o un enfermo o un pensionista. Si no hay trabajo previo no hay baja, subsidio o pensión que valga. Y si no hay eso, está la opción de ser ama de casa que es lo que las mujeres han sido durante miles de años a cambio de su trabajo (como mulas de carga excepto las de la nobleza), no a cambio de limarse las uñas en una mansión. Incluso voy a romper una lanza por ese tipo de mujeres porque hay que tener arte para ser una mantenida a costa solo de ser muy mona y estar muy delgada (oiga que comer agua y lechuga también tiene su aquél)

falvioHay una cosa que se llama compromiso y se establece entre dos personas que se quieren y forman una familia y consiste en apoyarse mutuamente el uno en el otro, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad y en la riqueza y en la pobreza (no hace falta pasar por la vicaría para hacer esto) Eso significa que cuando un hombre ama a su mujer y ésta acaba de parir, el hombre facilitará como sustento de la diada bebé-madre que es, el alimento y la confortabilidad de ambos ya que la madre es la responsable del alimento y cuidados del bebé mientras sea eso, bebé. ¿Quiere usted cambiar el rol y darle el biberón a su bebé y sentirse una mujer amamantado? Hágalo pero no pretenda entonces hacer eso y seguir trabajando a la vez porque ya le digo yo, querido, que eso es imposible. Y en el momento que se le acabe la baja deberá usted contratar a alguien (que por supuesto cobrará) para que lo haga ya que ha enviado previamente a su señora a currelar de nuevo. Si usted cree que una mujer que se queda en casa cuidando de sus hijos y organizando y llevando un hogar es una mantenida, entonces o no entiende nada o tiene un trauma con su ex mujer. En cuyo caso le ruego que se lo mire. Pero, por favor, no nos haga comulgar al resto con ruedas de molino.

Me pongo a pensar y recuerdo a mis dos abuelas, ambas trabajando como mulas toda su vida. O a mi bisabuela, que tuvo no se cuántos hijos, más de diez, y además atendía vacas, gallinas y cerdos. Mi bisabuelo también atendía a los animales pero ella, además, cocinaba, iba al mercado y lavaba (a mano, en el río). Pero como era él el que iba a tratar con los que compraban y vendían lo que los animales daban, diría usted que ella era una mantenida. Claro. Usando el manteniendo como lo usa usted, of course. Y entonces me entra la risa floja. Supongo que la biología para ustedes tiene la misma importancia que los desfiles de Donatella Versace, que están ahí porque alguien tiene que dar la nota. Supongo que para usted o ustedes que una mujer tenga un embarazo y después un parto no es suficiente motivo para que descanse si quiera 40 días, flojas que sois unas flojas. En fin que lo suyo está basado en las cabronadas que les han hecho sus ex mujeres (mis condolencias) más que en un interés real por el bebé. No cuela.

PD. Por defender esta postura me llaman feminazi y machista. Pónganse de acuerdo que no se puede ser una cosa y la contraria.

Puedes seguirme en facebook, en linkedin y en twitter

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2015

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
diciembre 2015
L M X J V S D
« nov   ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031