¿Tienes buen CV y no triunfas? ¿Cómo andas de habilidades sociales?

Publicado por el May 5, 2014

Compartir

cóctel empresaImaginen la escena. Un cóctel de empresa. Una mujer recién incorporada a la misma (por su brillante currículo) departe con altos directivos entre los cuales se encuentran los dueños. Sale a debate un tema sobre religión, algo peliaguda y la chica, atea, empieza a despotricar contra la Iglesia y  la gente creyente. Se hace un silencio y los dueños de la compañía, profundamente religiosos, se sienten violentados.

Las consecuencias no pasan por despedir a la empleada pero sí se ha ganado la animadversión en su primer encuentro con sus jefes. Ha metido la pata. Carece de habilidades sociales. Es inteligente, es brillante en su trabajo pero no ha sido prudente. Ha mezclado la libertad de opinión con el sagrado dicho donde fueres…o lo que es lo mismo, no ha oteado bien el terreno antes de hablar. ¿Es que no defiendo la libertad de expresión? Sí, por supuesto. Pero se puede decir simplemente, yo no soy creyente (eso no ofende a nadie), pero respeto vuestras posturas. Y cambiar de tema. ¿Por qué? Porque es preferible conservar tu puesto de trabajo que tener razón frente a los dueños de la empresa para los que trabajas en un asunto que, además, no es relevante para el desempeño laboral. Al menos en mi opinión.

Algunas personas están destinadas a triunfar en la vida. Otras van irremediablemente de fracaso en fracaso. Para hablar con justicia debemos tener en cuenta las oportunidades. Imaginemos dos niños con idéntico acceso a educación, mismo nivel social, mismo país, mismas circunstancias sociales. Yo no creo en la suerte. Ni creo en los enchufes (pueden ayudar a entrar pero no a permanecer, salvo que hablemos de política, claro) Creo en el esfuerzo, en las ganas, en el empeño. Y, desde luego, en la formación. ¿Le suena de algo esa típica persona que se pasa el día quejándose en facebook de lo mal que va España y de que no encuentra trabajo? ¿O que el trabajo que tiene es una porquería? ¿Cuántas veces se ha preguntado y por qué en lugar de quejarte tanto no destinas ese tiempo a mejorar tu situación? Confío mucho en querer es poder. A veces a costa de duros sacrificios. Es verdad. Gratis no hay nada.

mujer exitosaTambién está la gente que donde va (profesionalmente) triunfa. Gente que sabe qué decir y cuándo. Cómo decir las cosas ayuda mucho a conseguir el objetivo marcado. Pero, ¿se nace con eso o se aprende? Yo creo que ambas cosas. Puedes nacer con ello y aprender a desarrollarlo y puedes aprenderlo. ¿Cómo? Ahí sí creo en el profesorado o los padres que te toquen. Los padres es azar pero los profesores dependen de las buenas o malas elecciones que los padres (ahora tú eres padre) hagan. De ahí que sea tan importante pensar bien a qué colegio vas a llevar a tus hijos. Sin duda si es público no tienes mucho margen de elección porque te suele tocar el más cercano por padrón pero si es privado sí puedes pensar si los profesores ejercen como buenos maestros de vida.

En cuanto a la enseñanza pública ya sabemos que no es muy boyante en España pero no debemos perder las esperanzas. Hoy me ha llegado una nota de prensa de las chicas de la Pedagogía Blanca que me ha encantado. Copio y pego de Azucena Caballero.

“El objetivo final de la educación es ayudar a que cada ser humano se desarrolle de la forma más sana y equilibrada posible para que en su vida adulta pueda disfrutar de una vida independiente, capaz, y feliz. Para tener éxito a nivel social, personal y profesional (y no estoy hablando de ser portada de la revista “Hola” o de la revista “Time” , no, estoy hablando a disfrutar plenamente de esos ámbitos de tu vida) es importante enseñar a los niños desde pequeños la importancia de compartir, de colaborar, cooperar y trabajar en equipo”.

Algunos niños tienen dificultades para trabajar en equipo porque no tienen bien desarrolladas algunas habilidades sociales, y en esos casos los niños necesitan nuestra guía y acompañamiento.

en claseLa maestra Laura Candler propone seis pasos para enseñar habilidades sociales en las aulas, pero se pueden extrapolar también a los hogares, campamentos, grupos de juego, orquestas infantiles, etc. Son estos:

 

  1. Discutir la necesidad de desarrollar habilidades sociales. Antes de que puedas ayudar a un niño a mejorar sus habilidades sociales él ha de entender por qué es importante tenerlas. Propón a tus estudiantes (o a tus hijos, equipo deportivo al que entrenas, etc) trabajar de vez en cuando en la mejora de alguna de estas:
  • Aceptar las diferencias
  • Pedir ayuda
  • Comunicar de forma clara
  • Elogiar a otros
  • Mostrar desacuerdo de forma educada
  • Animar a otros
  • Seguir indicaciones
  • Escuchar activamente
  • Participar equitativamente
  • Resolver conflictos
  • Compartir materiales
  • Mantenerse enfocado en lo que se está trabajando o haciendo
  • Respetar turnos
  • Asumir riesgos
  • Usar un tono de voz moderado
  • Esperar pacientemente

1- Escoger la habilidad social a trabajar. Puedes escoger una tú para tu aula o puedes dejar que ellos elijan en cual quieren trabajar primero. Puede ser bueno empezar por la de elogiar, así de paso se trabaja en el no “machacar” la opinión de otro cuando comentan, etc.

2- Enseñar la habilidad social. Este paso no es tan obvio como podría parecer. No es suficiente decir: ” Hay que ser agradable” Tienes que ayudar a los estudiantes a identificar exactamente lo que tienen que hacer y decir con el fin de mejorar la habilidad social escogida. Pide a tus estudiantes una lluvia de ideas sobre lo que habría que hacer y decir cuando se está mostrando esa habilidad social.

3- Practicar la habilidad. Proporciona ambientes y actividades que favorezcan el uso de la habilidad social que estáis trabajando: Mesas redondas, debates, trabajar en proyectos por equipos, juegos cooperativos, etc.

4- Pausa y reflexión. Durante las actividades en clase haz algunas pausas para destacar y reflexionar como alguien está usando esa habilidad y que todos puedan comentarlo.

5- Revisión. Pasado un tiempo, revisad y reflexionad sobre como habéis trabajado juntos. Propón una lluvia de ideas en este caso sobre las cosas buenas que han ido sucediendo y que han aportado estas nuevas habilidades que todos habéis trabajado.

 

¿Estás de acuerdo? ¿crees que tu vida mejoraría sustancialmente si tuvieras mayores habilidades sociales?

Puedes seguirme en facebook, twitter o linkedin

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2014

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
mayo 2014
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031