Los misales de Marta (Leído en @HerreraEnCOPE)

Publicado por el May9, 2017

Compartir

Marta Ferrusola se refería a sí misma como la madre superiora y llamaba misales a los millones de pesetas para hablar en clave con su banquero de Andorra.

El argot del B siempre fue entrañable. El mío era también muy gracioso, pero no lo revelaré por si algún día puedo volver a usarlo.

Ahora nos gusta hacernos la estrecha pero tener dinero fuera es de personas sólidas y organizadas. Por si algún día las cosas se ponen feas, hay que saber en qué dirección correr. Imagínate que gana Podemos. O Pedro Sánchez, sin ir más lejos. Hoy un venezolano sin dinero fuera es un prisionero y de la Historia y de la izquierda hemos aprendido que estas amenazas nunca quedan lo suficientemente lejos.

Lo que es reprochable de los Pujol no es que tuvieran parte de la fortuna familiar en el extranjero sino que mucho más que defraudar a Hacienda, robaron a los catalanistas ingenuos que les pagaron para que “hicieran país”, tal como Arafat se quedaba el dinero que los tontos buenistas del mundo entero mandaban para la siniestra causa palestina. ¡Hay que ser imbécil!

Lo que a los Pujol se les puede y se les tiene que reprochar son las lecciones que nos dieron en nombre de una pulcritud que ellos fueron los primeros en prostituir. El presidente Pujol se hacía el católico recatado cuando alguien soltaba un taco en TV3 y le llamaba para censurarle; y luego se llevaba a su secretaria por delante lo mismo que Marta se hacía la patriota y la santísima primera dama, y luego banalizaba la nomenclatura y los misales para sus operaciones comerciales, además de hacer negocios con sus flores y plantas usando el poder de su marido.

Cuando ganó el tripartito y los socialistas llegaron a la Generalitat, la señora Ferrusola dijo que se sentía como si le hubieran entrado en casa. Los Pujol nunca nos entraron porque siempre les tuvimos dentro.

El proceso está poniendo al independentismo ante su espejo. Lo de los Pujol es un festival sin fin, pero lo de Mas pretendiendo ser creíble como independentista y suplicándole al Supremo que le levante el castigo tampoco tiene desperdicio.

De fondo está la CUP, como la sección infantil de algunos zoos en que los niños pueden tocar y dar de comer a algunos animalillos.

Y luego las histéricas del otro lado acusan al presidente Rajoy de no hacer nada. Pero criaturas, con lo eficazmente que el catalanismo político se destruye solito, ¿qué queréis que haga?

Compartir

ABC.es

French 75 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Si cae Israel, cae la libertad. Todos los sentimientos están resumidos en el Calvario.Más sobre «French 75»

Categorías
Etiquetas
mayo 2017
M T W T F S S
« Apr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Categorías