El “Dream Team” para saquear el Galeón San José

El “Dream Team” para saquear el Galeón San José

Publicado por el Apr 8, 2018

Compartir

Por Juan Guillermo Martín

y Camilo Andrés Beltrán

Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia

 

Uno de los mayores esfuerzos que ha hecho el actual gobierno del Presidente Juan Manuel Santos ha sido el de adelantar una legislación que, supuestamente, busca “proteger, visibilizar y recuperar el Patrimonio Cultural Sumergido” de Colombia. Para ello se valió de la asesoría de reconocidos cazatesoros como Bruce Webber e historiadores aficionados como Daniel De Narváez, con el acompañamiento cómplice de la Ministra de Cultura, Mariana Garcés, y el director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Ernesto Montenegro.

Desde el principio llamó la atención que la Ley 1675 de 2013 se esforzara en definir qué era y qué no patrimonio, abriendo además la posibilidad para que capitales privados, mediante asociaciones público privadas, pudieran adelantar proyectos sobre patrimonio cultural sumergido con fines puramente comerciales, garantizándoles una retribución del 50% de aquello que esta ley no considera patrimonio.

Actualmente Colombia no considera patrimonio: 1. Las cargas comerciales constituidas por materiales en su estado bruto, cualquiera sea su origen, tales como perlas, corales, piedras preciosas y semipreciosas, arenas y maderas, 2. Los bienes muebles seriados que hubiesen tenido valor de cambio o fiscal tales como monedas y lingotes y 3. Las cargas industriales. 

En 2014 la ley se reglamentó e inmediatamente se desplegó un proyecto comercial para buscar el galeón San José y comercializar su codiciada carga. En diciembre de 2015 el propio presidente Santos anunció el hallazgo, afirmando que se trataba de “patrimonio de todos los colombianos” y que por razones de seguridad no se iba a develar el nombre de la empresa ni de los profesionales detrás del hallazgo, aunque lo calificó de “Dream Team”.

A día de hoy se desconoce el proyecto de investigación

Durante 2016 se filtraron algunos datos adicionales pero en ningún caso, y a la fecha se sigue desconociendo, se presentó el proyecto de investigación que radicaron aquellos que adelantaron las tareas de exploración. Desconocemos el planteamiento teórico-metodológico, las preguntas de investigación y los objetivos del mismo, aunque los suponemos.

El pasado 23 de marzo el Ministerio de Cultura publicó en el portal de contratación pública la oferta de la empresa, recientemente constituida, Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, develando finalmente el nombre del que hasta hace poco se conocía como “el originador”, así como los profesionales que la componen, es decir, el “Dream Team” del que tanto ha hecho alarde el presidente Santos.

Juan Guillermo Martín, director del Museo Arqueológico de los Pueblos Karib y profesor de la Universidad del Norte

Andrés Camilo Beltrán en la batería de San José en Bocachica

Del lado colombiano, ha estado solo visible el actual director del ICANH, Ernesto Montenegro. Antropólogo de la Universidad Nacional de Colombia, con maestría y doctorado en antropología y un curso de posgrado en arqueología naval Mediterránea. Se trata de un funcionario que desde su posesión en el cargo, ha tenido que cambiar su perfil de la institución y eliminar su CvLac en la plataforma de Colciencias. Sin embargo es tan efímera y tangencial su trayectoria en investigación en arqueología que, a la fecha, solo aparece como co-investigador en dos Autorizaciones de Intervención Arqueológica en Colombia. Llama la atención que en su perfil hace mención a un título de maestría en arqueología con una tesis adelantada en la Serranía de San Lucas pero no hay registros de la autorización de la misma por parte del ICANH. Aparte de eso cuenta con un par de publicaciones, ninguna de ellas relacionada con arqueología subacuática y en su trayectoria profesional, como arqueólogo, no tiene un solo proyecto dirigido, mucho menos en arqueología náutica. Este funcionario, en palabras del presidente Santos, el pasado 5 de julio de 2017, es “un cerebro fugado”.

En cuanto a la empresa Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, se trata de una sociedad anónima que registra su entrada comercial en Suiza el 18 de Marzo de 2016. El equipo científico que la compone, se precia también de contar con varias “joyas” de la cacería de tesoros:

George Horsington, figura como director del proyecto, desde octubre de 2016, y especialista en industria marítima A pesar de contar con experiencia en este campo, no ha tenido ninguna relación previa con temas arqueológicos. Hace mención a que tiene un posgrado en historia pero seguramente es de aquellos personajes que siempre quiso ser arqueólogo.

Ian Panter, aparece como el líder del equipo de conservación, con experiencia en patrimonio sumergido y actualmente vinculado al York Archaeological Trust.  Es ingeniero químico y conservador. Llama la atención que haya escrito y publicado algunos documentos abogando por la conservación in situ y ahora participe en un proyecto que pretende todo lo contrario.

Fredrick Soreide, ingeniero especialista en sensores remotos. Figura como profesor auxiliar temporal  del departamento de tecnología marina de la Norwegian University of Science and Technology. Este ingeniero hizo experiencia en arqueología de aguas profundas con el colega Marek E. Jasinski. Sin embargo desde el año 2013 cambió sus intereses por la exploración de minerales en las  profundidades marinas. De igual forma llama la atención que en algunos de sus artículos haya demostrado su desacuerdo con las empresas cazatesoros. Otro más con una ética supremamente elástica.

Manuel Almeida Estevez es conservador de bienes muebles, profesor de la Universidad de las Artes de Cuba y asesor del Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. Aunque tiene una carrera profesional consolidada, ha demostrado tener una ética bastante flexible, trabajando en proyectos de reconocidos cazatesoros. Sobresale su participación reciente con la empresa Maritime Research and Recovery, que supuestamente tiene laboratorios en Panamá. Esta empresa, en asocio con Investigaciones del Istmo- IMDI, saqueó otro Galeón San José, aquel que se hundió en el Pacífico panameño en 1631. Los dueños de esta empresa son Dan Porter  y James Sinclair, ambos con experiencia de trabajo con Mel Fisher, aquel cazatesoros que saqueó el Atocha en 1985. En el caso de Sinclair, bien conocido por haber saqueado numerosos pecios en el Caribe, también se le reconoce como el primer arqueólogo profesional en visitar el sitio donde naufragó el Titanic con la empresa RMS Titanic, que ahora venden objetos de este barco en subastas. Este dato es interesante porque aunque no aparece en el personal técnico y profesional de esta empresa, el presidente Santos el 5 de julio de 2016 dijo que en el equipo de exploración había participado un experto en el hallazgo del Titanic.

Roger Dooley (conocido en Cuba como Roger Montañez), oceanógrafo cubano y miembro fundador de la empresa estatal Carisub de Cuba, que se hizo famosa por el saqueo de numerosos naufragios en los alrededores de la isla (de esta época conoce a Almeida Estévez). Dice tener un posgrado en arqueología que a la fecha no se ha podido comprobar en la Universidad de La Habana. Es un cazatesoros bien conocido pero no tan famoso como Fisher o Sinclair. Estuvo vinculado a la empresa Maritime Archaeology Consultants Limited (antes Pacific Ocean Enterprise), al menos hasta el año 2013. Llama la atención uno de los directores de esta empresa, Ross Kevin Hyett, funge como presidente de la Maritime Archaeology Consultans Switzerland AG. En su perfil hace alarde de ser asesor del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, algo así como haber tenido a John Dillinger de asesor del Banco de la República.

Mensum Bound es el único arqueólogo marítimo del equipo. En su perfil prefiere no hacer mención a su participación en la excavación del pecio Hoi An, hundido en aguas vietnamitas y recuperado con recursos del empresario Ong Soo Hin. Se trata de un caso bien conocido en donde el criterio de repetición, que en Colombia tanto se menciona ahora, llevó a que el 90% de lo recuperado fuese subastado. Es autor de algunos libros, la mayoría de ellos promoviendo la caza de tesoros, justificando su trayectoria.

Bound aparece relacionado con la empresa Arqueonautas Worldwide, acusada de ser una empresa cazatesoros. Con esta empresa saquearon en Mozambique un naufragio del siglo XVI. Esta empresa es conocida por su participación subastando patrimonio arqueológico de diferentes partes del mundo.

Este es el equipo de especialistas, al menos el que se puede exponer públicamente, que nos han presentado como “Dream Team”. Lo más seguro es que el “dream” del presidente Santos se convertirá rápidamente en una “nightmare” para el Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

Juan Guillermo Martín y Camilo Andrés Beltrán

Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia

Compartir

ABC.es

Espejo de navegantes © DIARIO ABC, S.L. 2018

Si te apasiona la historia de la navegación, los naufragios históricos, la Carrera de Indias, los corsarios y las batallas navales, este es tu sitio. La historia sumergida te la cuentan quienes bien la conocen Más sobre «Espejo de navegantes»

Twitter
Entradas anteriores
Calendario
abril 2018
M T W T F S S
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30