ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Vendiendo Motos por Tomás González-Martín

Valentino alaba el «seamless», ya no tendrá que «vender» a su madre

Tomás González-Martín el

Valentino Rossi y Jorge Lorenzo afirman que con el sistema «seamless» en la caja de cambios de sus Yamahas pueden intentar destronar a Marc Márquez, que ya contaba con ese apoyo técnico en su Honda. Hay optimismo en el italiano y el mallorquín ante la temporada que comienza. Lorenzo está convencido de luchar por su tercera corona en MotoGP. ¿Y qué es el seamless? se preguntarán los aficionados profanos que no conozcan demasiado el mundo tecnificado de la moto.

El «seamless» es un sistema de cambios de marcha que permite ganar milésimas en cada paso de marcha, desde la primera a la sexta. Como los pilotos realizan esos movimientos constantemente en cada vuelta, la suma de milésimas robadas al tiempo es muy importante, porque les hace ganar centésimas de segundo. Y en el Mundial de motociclismo, dos décimas es un mundo.

Hay una frase clásica en el «paddock» que define la situación: «Valentino sería capaz de vender a su madre por dos décimas de segundo». Siempre nos lo contaban los mecánicos italianos. Eso quería decir mucho, porque Rossi adora a su mamma, como casi todos los hombres queremos a nuestras madres, pero el ídolo de masas es conocido por su ambición sin límite. Ese lema expresaba el ansia incontrolada de ganar del campeonísimo. La que le ha permitido erigirse en el piloto más popular de la historia del motociclismo.

Honda y Ducati emplean el sistema desde 2011. Yamaha lo ha mejorado ostensiblemente ahora, tras las constantes peticiones de Valentino y de Lorenzo. Los dos campeones del mundo concuerdan en destacar ahora que, una vez probado el nuevo «seamless», tienen que frenar menos en la entrada en curva, la pasan más fácilmente y salen más rápido de ellas. Es una pequeña mejoría respecto a la Honda de Márquez y Pedrosa.

Jorge Lorenzo ensalza que él fue el piloto que más puntos obtuvo en la segunda mitad del pasado Mundial. Está preparado para conquistar otro título. Ese avance técnico es un salto más en la búsqueda de tutear al campeón vigente, el niño de Cervera, el pupilo de Alzamora.

Rossi también espera acercarse en la pista al chaval que vislumbró sería su sucesor hace ocho años. Al menos, Yamaha puede estar contenta. Valentino no tendrá que vender a su madre. Nunca lo haría. Era su manera de presionar a la escudería para trabajar en esa mayor rapidez en el cambio de marchas. Que mamma solo hay una. Y cajas de cambios modernas las hay hasta en los bancos.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes