ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

San Sebastián 5. El patio de mi cárcel

Oti Marchante el


 


Enlazo con la crónica del día en ABC


 


Verónica Echegui es una actriz de fuerza imperable, y puede estar en cualquier lado del plano y su presencia será arrebatadora. No es Bette Davis, pero se las apaña para expresar a borbotones lo que su papel le exije. Dicho lo cual, ‘El patio de mi cárcel’ se queda en un retrato inocente de seres condenados. La primera película de Belén Macías trata de un asunto requetetratado, con lo que enseguida se la tragan las comparaciones. No se le hace fácil a uno creerse a actores y personajes (Candela Peña y Blanca Portillo se saben su texto del guión, y poco más), y las situaciones son más o menos las previstas. En fin, valga lo dicho de Verónica Echegui, su fuerza y su entrega total a ese personaje carcelario.


Añado una esquirla al post a la salida de la película ‘Tokyo Sonata’, de Kurosawa 2… A una primera hora buena, de descripción de personajes y de buen tratamiento de ambientes y asuntos, el director decide tomar un atajo hacia el esperpento y rubrica con otra hora en la que ni los personajes ni el tratamiento, ni siquiera la forma ni el ritmo tienen nada que ver con lo anterior. Es como si de repente el director hubiera cambiado de medicamentos. La historia de una familia que por diversos motivos entra en crisis y cada uno de sus miembros encuentra el ‘renacer’ y el modo de volver a integrarse. Hay momentos, entrada ya en esa sengunda parte, que el drama se empieza a vivir en la sala como una comedia, precisamente por ese írsele la mano a Kurosawa. La sonata final, eso sí, muy emotiva.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes