ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

La sandía y los sandios

Oti Marchante el


 


Hoy estrenan una película del director (de culto) taiwanés Tsai Ming-lian, se titula ‘El sabor de la sandía’ y es muy probable que la crítica la cargue tanto de estrellitas que algunos pobres espectadores picarán. Tsai Ming –lian es un viejo (joven) conocido de los que nos curramos los festivales internacionales: es poco menos que un dios y suele llevar a ellos unas películas con tanto fundamento como un caldo de hospicio del XIX. Títulos como ‘El agujero’, ‘Millenium Mambo’, ‘Viva el amor’ o la recién estrenada han supuesto pequeñas dosis de tortura taiwanesa para mí mismo, con el agravante de que luego, o tragabas con la insólita calificiación de ‘obra maestra’, o la discutías y te enfundabas a ti mismo en un traje de ‘crítico jurásico’.


Ming-lian hace un cine muy aparente, muy bien ornado, pero vacío, huero, chirle y hebén… ‘El sabor de la sandía’ contiene planos peculiares, un sentido del color y de la composición ‘interesante’, unas pretensiones descomunales pero estériles; la narración es inane y sus alardes de musical, en ocasiones bochornosos. Supuéstamente es erótica, pero en realidad tiene tanto de erótico como mi talón después de rompérseme el tendón de Aquiles.


Hablo de Tsai Ming-liang a la vista de la poca aceptación de Cameron Díaz. Vosotros marcáis la línea, y veo que el grado de cinefilia de mis contergloberos es grande. Por eso os animo a que vayáis este fin de semana a ver la de Tsai Ming-liang y os deis cuenta de la purria y la quina que ha de tragar uno por ahí de festivales. Y si os gusta, no lo digáis nunca delante de Cuéllar.


…Y perdón por los dos regates quevedianos…


Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes