ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Ramos tiene un plan: tres años más en el Real Madrid y dos en Estados Unidos

Florentino Pérez y el capitán deben negociar el acuerdo; el central, que cobra doce millones netos, pide alrededor de catorce

Ramos tiene un plan: tres años más en el Real Madrid y dos en Estados Unidos
archdc. Madrid, 2 de marzo de 2019. Jornada 26ª de Liga. Real Madrid - Barcelona. En la imagen: Messi y Sergio Ramos. Foto: IGNACIO GIL.
Tomás González-Martín el

Anhela superar la plusmarca de Raúl, 741, y para ello necesita tres temporadas, pues lleva 606 (y 84 goles, como él subraya con orgullo de defensa convertido en atacante). Inasequible al desaliento, quiere alcanzar el difícil récord de Gento, seis Champions, y debe levantar dos más. No lo dice, pero lo piensa. Su ambición es canibalesca. Sergio Ramos desea acabar su carrera al más alto nivel en el Real Madrid y desde hace un año negocia con el club la extensión de su contrato definitivo. El actual finaliza en 2021 y su objetivo es extenderlo una campaña más y mejorar sus emolumentos, porque piensa que se lo ha ganado por toda su trayectoria y especialmente por la última Copa de Europa ganada hace un año. Hoy percibe doce millones anuales, es la ficha más alta del plantel, pero sabe que si vienen Hazard y alguna otra estrella cobrarán más que él.
Lo que el Real Madrid ha dejado claro es que no le traspasará; tiene contrato hasta 2021 y su cláusula es de 800 millones

Ramos opina que él ha obtenido muchos más títulos que cualquiera de los fichajes que ahora lleguen al equipo. Argumenta que ha dado mucho a la entidad y no debe recibir menos ganancias. Es el quid de la cuestión que negocia con el Real Madrid.
El plan de Sergio Ramos en el tramo final de su carrera es disputar otros tres años al máximo nivel competitivo de Europa y después jugar dos años en estados Unidos. Su sueño es hacer ese trienio en el Real Madrid, pero quiere más dinero.
Ramos pide una ficha de catorce millones netos en los próximos tres años; hoy cobra doce en las dos siguientes temporadas. Acepta añadir un año más, pero con un aumento económico más discreto, pues tiene 33 años

Ahora mismo existen unas diferencias de criterio que Florentino Pérez y Sergio Ramos deben limar particularmente. Habrá nuevas conversaciones y el comienzo de la siguiente campaña será clave. Ha sucedido en otras ocasiones y al final hubo acuerdo. La situación, de todos modos, es distinta. El sevillano tiene 33 años y solicita cobrar más desde ahora y hasta que cumpla los 36. Su petición ronda los catorce millones fijos anuales. El Real Madrid aprueba añadir otro año más a su convenio, pero con un aumento económico discreto.
Es esa divergencia la que presidente y capitán han de solventar en una nueva reunión. Siempre lo han solucionado en conversaciones personales, sin la presencia de otras personas.
Lo que el Real Madrid le ha dicho es que no piensa traspasarle si no hubiera entente. Le restan dos años de contrato y al menos jugará un año más en el equipo blanco. Su cláusula es de 800 millones.
Florentino Pérez y Sergio Ramos llevan catorce años de relación directa. El presidente del Real Madrid le fichó cuando era un tornado en el Sevilla, veloz por la banda derecha, potente, capaz de entrar y disparar él mismo. Tenía 19 años cuando fue transferido al Real Madrid en el verano de 2005 por 27 millones de euros,​ convirtiéndose así en el traspaso más caro de la historia por un jugador de su edad. Fue el primer jugador español incorporado al club durante la primera presidencia de Florentino Pérez.
Tras firmar en 2015 un nuevo convenio por cinco años, ese contrato fue ampliado y mejorado en 2017, en reconocimiento a su rendimiento, con una nueva ficha de 12 millones de euros

En el Real Madrid, con 19 años, llegó a compartir vestuario con futbolistas como Zidane, Roberto Carlos, Raúl, Beckham y Ronaldo. Le fue asignado el dorsal número 4. Hasta hoy. Cogió la vacante numérica dejada por el ex-capitán del equipo Fernando Hierro. Respecto a ello, Ramos ya había comentado que «el dorsal que más me gusta es el cuatro, portar el de Fernando Hierro sería un orgullo».
Debutó con la camiseta madridista el 10 de septiembre de 2005, a las órdenes del brasileño Vanderlei Luxemburgo, durante un partido de Liga contra el Celta en el Santiago Bernabéu. Su primer gol lo marcó el 6 de diciembre del mismo año, de cabeza, tras una falta lanzada por Raúl Bravo, ante el Olympiacos griego. En su primera temporada defendiendo la camiseta del Real Madrid hizo seis goles en todas las competiciones.
Hoy, catorce años más tarde, suma cuatro Champions, cuatro Ligas, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y dos Copas del Rey. Líder del equipo desde el adiós del inolvidable Íker Casillas hace cuatro temporadas, aquel año firmó precisamente su penúltimo contrato con el club, en China, en plena gira veraniega. Fue un convenio por cinco campañas. En 2017, tras ganar su tercera Champions personal, luego de decidir la Copa de Europa ganada en 2014 con dos golazos al Bayern en semifinales y «el gol histórico al Atlético en Lisboa», el Real Madrid rubricó un nuevo convenio con el sevillano, que extendía su ficha hasta 2021, con una ficha de 12 millones anuales.
Ahora, Ramos el club negocian la ampliación del acuerdo hasta 2022, con una mejora de sus emolumentos que se aplicaría para las tres temporadas siguientes, y ambas partes deben limar las diferencias económicas. Sergio Ramos y Florentino Pérez han dialogado junto a René Ramos, agente y hermano del futbolista, para alcanzar un acuerdo. El andaluz tiene contrato hasta 2021 con una cláusula de 800 millones de euros. La negociación lleva meses. Hay divergencias económicas. También las hubo en 2015 y alcanzaron la paz. El sevillano está de vacaciones y se incorporará de nuevo al fútbol el 2 de junio, en la concentración de la selección española.
Tiene 33 años y se ha hecho insustituible. Es un líder dentro y fuera del campo. Su gol de cabeza al Atlético en el minuto 93, del que se cumple un lustro, abrió una nueva era legendaria del Real Madrid. Sergio Ramos y el Real Madrid negocian desde hace tiempo la extensión de su contrato hasta 2022 y las lógicas diferencias económicas entre jugador y club rememoran una historia que ya vivimos en el mes de julio de 2015, cuando Florentino Pérez, el capitán, René Ramos y José Ángel Sánchez fumaron la pipa de la paz en la gira por China con un convenio por cinco temporadas. Ahora, todos los datos revelan que tendrán que ser de nuevo el presidente y el hijo predilecto de Camas quienes hablen en privado, como hicieron siempre, para alcanzar un acuerdo.
Mejoró su ficha en 2017
El Real Madrid volvió a reconocer el rendimiento del sevillano hace dos temporadas al extender aquel contrato «chino» por una campaña más, hasta 2021, cuando tendrá 35 años, con una importante mejora económica que se aplicó desde 2017. El defensa pasó a ser el segundo futbolista mejor pagado de la plantilla, con una ficha anual de doce millones, solo superado por Cristiano. Hoy, el andaluz es el jugador que más cobra del plantel. René Ramos, hermano y agente de Sergio, y el club trabajan actualmente para añadirle otra temporada, hasta los 36. El representante pide también otro aumento económico que se aplique al comienzo de la siguiente campaña.
La lesión del sóleo se agravó al querer forzar
A René Ramos no le han gustado nada las malas interpretaciones y los juicios de valor que se han publicado en las últimas horas. Su hermano Sergio se encuentra de vacaciones fuera de España, antes de concentrarse con la selección nacional, y ha visto explotar todo este asunto desde muy lejos. Al capitán, que estaba lesionado en el sóleo izquierdo, no le ha gustado que se dude de su profesionalidad y se diga que no quiso jugar en este final de temporada para eludir la mala racha de resultados. El Real Madrid corrobora que Ramos intentó forzar para reaparecer ante el Athletic y su deseo provocó una lesión aún mayor.
Es el jugador mejor pagado del Real Madrid; ahora pide un año más, hasta 2022, y aumentar sus ganancias de los tres años que le quedarían

El jugador está indignado al escuchar cosas que demuestran que no le conocen. Anhela conseguir todas las plusmarcas de la entidad y se ha perdido siete partidos que añadir a su historial. Ha marcado once goles en este curso y quería mejorar ese palmarés anotador, el máximo que ha logrado en el club.
Ramos y el Real Madrid mantendrán nuevas reuniones. El jugador deberá dialogar con Florentino Pérez este verano para intentar solventar las divergencias de dinero.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes