ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Piqué no habla hoy de arbitrajes ni manda mensajitos

Tomás González-Martín el

Luis Enrique estuvo muy bien cuando dijo que había que ayudar a los árbitros, porque solo se habla de ellos cuando perjudican, nunca cuando ayudan. Era un mensaje lanzado a la línea de flotación de su jugador Gerard Piqué, especialista en decir que los árbitros apoyan habitualmente al Real Madrid y atacan al Barcelona. El entrenaor asturiano se ha desmarcado de la demagogia barata de Piqué, que solo manda mensajes cuando le conviene. Ayer se le olvidó. Vaya por Dios.
Ayer, Piqué no dijo nada. El arbitraje fue muy perjudicial para la Real Sociedad. El conjunto donostiarra se ha visto muy perjudicado por los jueces de los dos partidos de Copa frente al cuadro azulgrana. Piqué no dijo nada. Ni Freixa, el friki que ha pasado de ser directivo barcelonista a hooligan de barra brava con corbata, pero igual de chusquero.
Dicen que Piqué puede ser el futuro presidente del Barcelona. Guardiola le apoya. Pues la imagen que da se asemeja mucho a la de Gaspart, forofo irredento, lejano a la realidad, que en vez de impedir que le ficharan a Figo se dedicaba a ir a bañarse a Cibeles como un Boixo más. Duró dos espasmos y un baño, nada más.
Piqué no habla hoy. No envía mensajitos arbitrales. Es un amarillista sensacionalista que no demuestra una mínima objetividad. Toda la Real Sociedad se ha quejado de los dos arbitrajes ante el Barcelona. Menos Eusebio, el alucinante Eusebio Sacristán, entrenador del equipo guipuzcoano, que no ataca los abitrajes que ayudan a su antiguo club aunque perjudiquen al suyo actual ¿Quizá porque siempre hay que dejar la puerta abierta para volver a trabajar allí, Eusebio?
Lo ocurrido en el Camp Nou es un reflejo más de la demagogia de los grandes, que tienen mucha prensa a su vera para formar polémicas. En San Sebastián no tienen un cañón mediático. En Barcelona, todo un arsenal. Y los colegiados benefician al grande, ante la duda, para eludir ese acoso total. Lo reconocen los árbitros retirados. Está todo dicho. Piqué no dice nada de esto. Hoy no habla. No toca, que decía el antiguo presidente de la Generalitat, hoy de juzgado en juzgado.
La diferencia de Piqué y del Barcelona con el Real Madrid es que el club blanco no ataca a los colegiados cuando le perjudican, que también le perjudican, Gerard. Precisamente en el Camp Nou fue muy perjudicado, con dos penaltis no señalados a su favor. El sufrido por Lucas, si se lo hacen a Messi, montas una campaña mediática que deja a Trump y sus muros en la penúltima página par. Ese día también se te olvidó. Y a Eusebio.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes