ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Overbooking madridista: todos quieren venir, nadie quiere irse

Tomás González-Martín el

El Real Madrid tiene poso en esta experiencia. Nada menos que sesenta años, desde que ganó su primera Copa de Europa y nació la leyenda blanca. Entonces, Kopa y Santamaría, que aún no eran blancos, quisieron fichar por el Real Madrid, el mejor equipo del planeta. Y tardaron en llegar unos años, porque los precios eran caros para la época y las cláusulas solo existían al comprar un Bugatti o un HispanoSuiza, no con los futbolistas. Desde entonces, el club más laureado del mundo vive una realidad. Todos los jugadores quieren venir a la casa blanca y ninguno  desea marcharse. Sucedió con Raúl, con Míchel Salgado, con Pirri, con Velázquez, con Hugo, con Maceda, con Míchel, con Butragueño. Todos deseaban continuar jugando en el equipo que les dio relevancia y que ellos hicieron grande. En ningún otro sitio ganarían estos títulos. Tuvieron que marcharse porque era ley de vida, pero si fuera por ellos todavía jugarían hoy. Ahora, la historia se repite: Varane, Benzema, Pepe, Morata. Nadie desea marcharse y el que se fue cedido desea volver. Aquí lo han ganado todo. Y sin embargo, sí desean venir Pogba, André Gomes, Payet, Sissoko, Lewandowski, Hazard, Ricardo Rodríguez, Alaba, Courtois. Cortamos la lista, porque sería mejor hacer la pregunta al revés: ¿Quién no desearía fichar por el Real Madrid? Terminamos antes.

Ahora, Pogba y André Gomes no dejan de venderse al conjunto blanco. Y sus apoderados les ponen precios surrealistas: 120 y 65 millones. Y no han ganado nada. No son figuras. Así está el mercado. Y el Real Madrid da largas, muy largas. Y tiene una cosa clara. Por ese coste no vendrán. Y la institución, veterana en lides, títulos y situaciones, mantiene otra norma: antes de entrar, dejen salir: Kovacic, Isco y James serían los primeros afectados si al final viene André Gomes. El croata vale 30 millones. El malacitano, 70. Y el colombiano, 80. Mientras tanto, todo el mundo se pone tiro al blanco. Y nadie quiere dejar der pertenecer a esa diana. Es el precio de ser el equipo más importante del mundo.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes