ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Morata se equivoca

Tomás González-Martín el

Más vale el diablo por viejo que por diablo. La experiencia no es un grado, son muchos grados. Es sabiduría de haber vivido situaciones similares en muchas ocasiones. Hemos visto a cien jugadores equivocarse e incluso estrellarse, en el fútbol y en la vida, sin impedirlo ellos mismos aunque se les dijera cien veces. Es lo mismo que nos ha pasado a muchos con hijos e hijas, que les dices mil veces no hagas esto, y por eso mismo lo hacen. Esto no es prepotencia, de eso nada amigo, es mera veteranía. Como dice mi compañera y sin embargo amiga Mayte Alcaraz, ya tenemos los egos satisechos hace muchos años, quizá demasiados. Álvaro Morata se equivoca al querer irse del Real Madrid. Es joven, con toda una carrera por delante, pero en ningún sitio alcanzará las cotas de brillantez que le presenta el club blanco.
Esa juventud le hace ser impaciente. Zidane le ha dicho que fuera paciente, que cada año jugará más, porque Benzema camina hacia los 30 años. Morata, sin embargo, se considera segundo plato y quiere ser ya el primero.
El Manchester United le promete ese primer plato, de la cuchara de Mourinho. Y desea ser traspasado esta próxima semana. Se equivoca. En el Real Madrid ha triunfado y triunfaría también. Hay que saber esperar. Del Bosque también le aconseja quedarse. Me alegra observar que un dios del fútbol como Don Viente, que en Estaos Unidos tendría un monumento al lado de la Casa Blanca si fuera norteamericano y hubiera obtenido esos éxitos para aquella nación, piensa lo mismo. El exseleccionador le pide que se quede, que aguante. Morata, la experiencia son muchos grados. Es sabiduría de haber visto muchas realidades parecidas.
Seguro que, si se confirma el traspaso, marcarás goles en el United y te sentirás protagonista, pero nunca alcanzarás el reconococimiento de jugar en el Real Madrid, pues en el club madrileño ganarás o aspirarás siempre a los grandes títulos y se valorará tu nivel en mayor medida que en ningún otro lado. ¿Por qué? Porque la presión que soporta un futbolista del Real Madrid no la soporta nadie. No tendría que decírtelo, tú lo has dicho y vivido a lo largo de esta década. Permítenos el tuteo, pero cuesta hablarte de usted con la juventud que tienes y la cercanía que has demostrado en todos estos años. Sonaría, falso, artificial. Y lo decimos con sinceridad, sin hipocresía de una lejanía que no existe. Uno daría media vida por ser el delantero centro del mejor equipo de la historia, que tenemos la suerte que sea español.
Mira Álvaro: has sido suplente de lujo en el conjunto blanco y has anotado una veintena de goles. Has conseguido ser jugador de la selección nacional siendo suplente de oro en el equipo que es campeón del Mundo, campeón de Europa y campeón de la Liga española, el mismo campeón tres veces, el Real Madrid de tu vida. Eres internacional asiduo porque Lopetegui sabe que el nivel de juego que demuestras se sustenta con la madurez y presión que sabes encajar en el conjunto blanco. Superar esa presión es la clave para triunfar. Tú la has superado, al igual que Isco y Asensio. Mira Marco, que juega menos que tú y no piensa marcharse. Mira Ico, que meditó marcharse y se queda. Piensalo.
No te voy a decir que Ozil y Di María se estrellaron cuando decidieron irse y te puede pasar lo mismo. No es el mismo caso. Tú no te vas enfadado. Ellos han admitido su enorme error. Simplemente, Álvaro, quieres tener mayor protagonismo. Lo entiendo. Pero tengo una cosa muy clara: bajas de escalón. Y no hace falta que te recuerde cuantos grandes jugadores quisieron estar donde tú estás y no tuvieron opción. Cuantos estuvieron cerca y se quedaron con la miel enfrente. Tú te alejas del panel de rica miel. Qué raro.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes