ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

El Real Madrid no piensa en Mourinho, ha dado su confianza a Solari

El Real Madrid no piensa en Mourinho, ha dado su confianza a Solari
Britain Football Soccer - Manchester United v RSC Anderlecht - UEFA Europa League Quarter Final Second Leg - Old Trafford, Manchester, England - 20/4/17 Manchester United manager Jose Mourinho celebrates after the match Action Images via Reuters / Jason Cairnduff Livepic
Tomás González-Martín el

Mourinho sí, Mourinho, no. Es la cuestión. Estuvo tres temporadas en el Real Madrid y dejó mucho adeptos en la causa madridista y muchos enemigos en cierto sector del madridismo y sobre todo en la prensa. José Mourinho ha sido despedido por el Manchester United y al instante surgieron miles de incondicionales que abogaron en las redes sociales y en otros cientos de instancias privadas por el retorno el portugués al mando del equipo blanco.

En la cúpula de la entidad piensan que la etapa de Mourinho ya pasó y que nunca segundas partes fueron buenas. Sí, sacó al club de una situación difícil en la mejor etapa del Barcelona, con las victorias de la Copa del Rey en 2011 frente al cuadro azulgrana y con el éxito de la Liga de los récords en 2012, y eso no se olvida. Sí, los dirigentes del Real Madrid siempre han hablado bien de él. Pero sus broncas mediáticas hacen un daño atroz a la entidad y lo que se gana en el césped, con su sabiduría, se pierde con los incendios que genera ante los rivales y sus aficiones. Caldea los ambientes en contra del equipo y suscita partidos durísimos.
En las encuestas de los últimos años, el 60 por ciento del madridismo decía «sí« a un hipotético retorno de Mourinho. Sin embargo, la imagen que da del Real Madrid es negativa.

Mourinho tiene árnica y «feeling« con un sector del madridismo. Las encuestas de los últimos años que cuestionaban por el entrenador deseado para el equipo señalan que ese sesenta por ciento de los seguidores que votaban decían «sí» al luso, pero la mayoría silenciosa que no vota no le quiere en su abrumadora mayoría.

Los seguidores de Mou destacan el poder omnímodo que protagonizó en el Real Madrid durante tres años, desde 2010 a 2013. Su ardor para exigir a los futbolistas la entrega total. La obediencia que demostraron esos jugadores. Su éxito en las tácticas revolucionarias que transformaban un partido perdido en ganado, pasando a la defensa de tres con un 3-4-3 ofensivo. Y la Liga de los récords 2011-12, con el mejor Real Madrid de contragolpe de la historia, son causas que admira el madridismo sanguíneo, que es el que ama a Mourinho.

Mourinho ha sido despedido por el Manchester United y diría «sí« a una oferta a corto plazo del Real Madrid. Le gustaría volver, precisamente por esos millones de adeptos que tiene en el madridismo latente, que siempre que queda libre o hay un problema en el club blanco piensan en él como el elegido.

El Real Madrid no piensa en Mourinho. Tiene a Solari y debe confiar en él. Posee Mou muchos seguidores, pero es un problema en las relaciones externas y públicas. Al club blanco le gusta la moderación y esa palabra no existe para el técnico portugués. Pochettino sería su primera elección de futuro. En todo caso, el fútbol genera compañeros de cama inesperados en situaciones límite.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes