ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Real Madrid: Historia y nada más por Luis Prados Roa

Balaídos, anécdotas de viento, agua y barro con el Real Madrid

Balaídos, anécdotas de viento, agua y barro con el Real Madrid
Luis Prados Roa el

Tras el parón de Navidad, y la Copa ante el Numancia, el Real Madrid viaja a Vigo para retomar un campeonato de Liga en el que jamás se encontró tan lejos del líder en una primera vuelta. Aunque Balaídos ha sido históricamente difícil para los madridistas, lo cierto es que la racha de los últimos años es la mejor. Los blancos han ganado nueve de las últimas diez apariciones. Desde 1939, en cambio, ha ganado en total 18, empató diez, y cuenta 23 derrotas. En diferencia de goles, el Celta es el segundo –junto al Sevilla- que más daño le ha hecho al Real Madrid, tras el Barcelona, como local. Los celestes le han marcado 13 goles más (91-78). En las últimos siete campañas, el Celta marcó en todas (nueve goles). Tras la guerra civil, en los primeros 16 encuentros, el Celta marcó en todos (nada menos que 38 dianas). 22 veces han llegado con empate al descanso. 28 contra 21 se adelantaron primero los de casa, más dos 0-0: el último, en la 89-90. Definitivamente, Balaídos es una salida difícil para los de Chamartín.

 

No habrá lluvia según los pronósticos del tiempo. Pero la historia de los Celta- Real Madrid está repleta de anécdotas de viento, agua y barro. Viento el que causó la suspensión del partido la temporada pasada, en la jornada 21. El partido se jugó antes de la última, tras la 37. En la hemeroteca de los Celta- Real Madrid se resaltan las adversidades meteorológicas y el poder de los locales ante su rival por su mejor aclimatación. «El litoral de las Rías Bajas estuvo barrido durante la semana por un temporal de lluvias constantes» dice la crónica del partido de la 71-72, que terminó con 1-1. «El terreno de juego de Balaídos – prosigue-, en consecuencia, era una charca con agua y barro en partes iguales». El cronista, que describía al Madrid, a merced del Celta, «como un buque desarbolado», ralataba: «El descalabro se presiente porque el equipo del Celta, como un mar embravecido, salta por encima del casco del buque y barre el puente del mando madridista». La primera visita del Real Madrid a Balaídos se remonta a la 39-40. 2-3 vencieron los visitantes. El primer renglón de la crónica, antes del análisis, ya decía: «El campo, muy blando a causa de la lluvia» para comenzar cronológicamente por la sucesión de jugadas del encuentro, siempre matizadas por «a causa del mal estado del terreno». En la temporada 76-77, el titular de ABC fue «Fútbol inhumano en el lodazal» con frases como «Vigo vio un espectáculo casi de tragedia», «a cada patadón, la bola avanzaba cinco metros, tal vez seis» y calificaba el césped como «el chocolate de Balaídos». Como premio a esa manera de conocer su estadio, el cronista dijo del Celta «Al fútbol-polo acuático, sin ironía, no se puede jugar mejor». Los vigueses derrotaron aquella tarde al Real Madrid por 2-0, con 300 pesetas la entrada más barata y 1000 la tribuna preferente. Se encendieron los focos a los 19 minutos de la segunda parte, cuando casi ni se veía. Miljanic, entrenador del Real Madrid, dijo en rueda de prensa, por el lamentable estado del césped que, en su país (Yugoslavia), «partidos así no se juegan».

El año pasado ganó el Madrid tras suspenderse el partido por estar roto el voladizo. Aquel triunfo de los de Zidane (1-4) estaba basado en poder cambiar cinco titulares respecto del anterior choque, cuando una derrota le hubiera privado del título. ¿Qué entrenador se atreve a eso? Hubo una jugada polémica que distorsionó el partido: Sergio Ramos empujó a Aspas en un balón en el que el celtiña lo protegía y, en cuanto sintió el contacto de un Ramos poco previsor, se dejó caer. El árbitro no solo no pitó penalti sino que sacó la segunda tarjeta al atacante y lo expulsó. El Madrid terminó jugando a placer y goleó. Cristiano Ronaldo hizo un partido extraordinario con sus dos goles. Los del Bernabéu tenían media Liga en el bolsillo.

 

La mayor goleada celtiña fue el 5-1 de 1999, (Penev 7′ 15′ 61′ Mazinho 10′ Mostovoi 33′ (Morientes 32’), con 4-1 al descanso. El mismo resultado consiguió a favor el Madrid, en la 85-86. 4-0 venció el Celta en la última jornada de la 96-97, con los blancos ya campeones. Hubo también un 5-2, en 1949-50.

Hermida es el máximo goleador del Celta en Primera y también de los Celta-Madrid en Balaídos. Marcó seis tantos. Gudelj y Roig lograron cinco, como Cristiano Ronaldo. Cuatro anotaron Pirri y Di Stéfano. Pahiño marcó cinco, repartidos en tres (Celta) y dos para cada equipo. Raúl (11) ha sido el jugador que más veces lo ha jugado. Los celtiñas Manolo y Villar estuvieron en ocho. Fueron expulsados los locales Cabral, Iago Aspas, Giovanella, Cadete, Aguirrechu, Navarro y Eliseo. Y los madridistas Roberto Carlos, Guti, Roberto Martínez y Hierro. Han jugado este enfrentamiento con ambos clubes: Ortiz, Marza, Pahíño, Alonso, Miguel Muñoz, Olmedo, Atienza, Sobrado, Mandía, Cañizares, Michel Salgado, Celades y Makelele

Otros temasReal Madrid

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes