ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Kanye, Adidas y la Casa Blanca

Kanye, Adidas y la Casa Blanca
María Luisa Funes el

Kanye West, el cantante metido a diseñador, marido de la controvertida Kim Kardashian, ha declarado que quiere presentarse a las elecciones presidenciales norteamericanas del año 2020.

 

Durante la gala de los premios MTV a los videos de música, Kanye West recibió un premio, dando un buen titular: “Ahora he decidido presentarme a las elecciones presidenciales de 2020”. Toma, Jeroma. Dejó el micrófono, el escenario y tan tranquilo.

Kanye, culo inquieto donde los haya, rapero y bastante calculador, vio sus sueños de fama mundial cumplidos al casarse con Kim Kardashian y protagonizar portadas en las revistas del cuore de los cinco continentes.

Recientemente, se ha encargado de la dirección creativa de las colecciones de ropa de Adidas, desfilando con orgullo pero con una serie de prendas imponibles/impracticables sacadas del armario de cualquier pinchadiscos de Harlem.

En realidad, es algo así como si Bisbal o Bustamante se pusieran a diseñar para Nike una extraña ropa de mujer, con mallas de ballet tipo Eva Nasarre y capucha, para luego proclamar en el Festival de Benidorm que se presentan a las elecciones presidenciales. 
Claro está que en Estados Unidos ya han tenido a dos políticos con carrera de actor: el fabuloso Reagan y el decidido, muy exitoso y ahora controvertido Arnold Schwartzenegger.
Estados Unidos es la tierra de las oportunidades, ciertamente. Y los hombres de éxito, como Donald Trump o Ross Perot han ambicionado el poder que no se consigue “solo” con dinero.
Veremos si Kanye – que allí se pronuncia más o menos “Conya” y no estoy de “güasa”- no se echa para atrás en su intento; Y lo más importante, si el prudente pueblo americano, se deja llevar por un rapero narcisista, sin formación y de ideas poco ortodoxas. Todo puede ser. En otros lugares, triunfa el carnaval.
Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes